Diferentes maneras de comer unos guisantes

Los guisantes, al igual que otras legumbres, son unos perfectos aliados de nuestro corazón ya que por sus propiedades vasodilatadores ayudan a prevenir enfermedades del corazón y a mantener en sus niveles correctos el colesterol. Aprende a sacarles el máximo partido con estos platos. Diferentes maneras de comer unos guisantes

Guisantes con orégano y cebolla

Los ingredientes para cuatro personas son:

  • 1 kilogramo de guisantes frescos
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 30 gramos de mantequilla
  • Orégano
  • Caldo vegetal en pastilla
  • Sal

En primer lugar desgranamos y lavamos con cuidado los guisantes. Pelamos y picamos la cebolla y el ajo y los doramos con un poco de mantequilla en una cazuela, preferiblemente de barro; espolvoreamos con orégano y agregamos los guisantes. Removemos y sazonamos ligeramente para después rocías con el caldo vegetal.

Dejamos cocer durante unos 40 minutos a fuego lento y con el recipiente tapado, procurando que no se absorba todo el líquido y añadiendo más caldo si es necesario.

Terminada la cocción, servimos los guisantes muy calientes.

Guisantes con jamón cocido

Para cuatro personas necesitamos:

  • 1 kilogramo de guisantes frescos
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 puerro
  • 4 hojas de albahaca
  • 100 gramos de jamón cocido
  • 1 cuchara de extracto de carne
  • Sal y pimienta

Ponemos al fuego una sartén con la mantequilla, el puerro picado y unas hojas de albahaca, lo doramos ligeramente y agregamos los guisantes desgranados y el jamón cortado en taquitos.

Rociamos el preparado con un vaso de agua templada, en la que habremos diluido el extracto de carne. Salpimentamos y dejamos que cueza durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

Servimos los guisantes enseguida, en una fuente.

Guisantes con arroz y marisco

Igualmente para cuatro personas, se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de guisantes
  • 400 gramos de arroz
  • 250 gramos de cigalas  250 gramos de gambas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro y medio e agua
  • Medio vaso de aceite
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • 1 cucharada de curry
  • Perejil picado, sal y pimienta

En una cacerola con agua ponemos la cebolla picada y un ajo para llevarlo a ebullición y sazonamos. Cocemos las cigalas y las gambas durante cinco minutos en el agua hirviendo y las retiramos con la espumadera. Les quitamos las cabezas y las reservamos.

Volvemos a introducir en el caldo las cáscaras y seguimos la cocción durante 20 minutos. Filtramos el caldo y lo ponemos de nuevo en la cacerola y lo reservamos caliente.

Mientras tanto vertimos el aceite en una cazuela y freímos otro poco de cebolla picada con el curry. Añadimos el arroz y dejamos que tome sabor. Incorporamos el marisco y el vino blanco para ir rociando con el caldo de marisco reservado.

Cocemos todo durante unos 12 minutos y agregamos los guisantes. Unos minutos antes de retirar el recipiente del fuego añadimos el perejil picado y bastante pimienta negra. Apagamos el fuego, dejamos reposar unos minutos y servimos.

A %d blogueros les gusta esto: