Sequedad en la zona íntima. Cómo evitarla y mejorar nuestras relaciones sexuales

La sequedad vaginal tiene lugar como consecuencia de la disminución de los fluidos vaginales. Sus síntomas pueden ser sensación de irritación, quemazón en esta zona, picores, aumento en las ganas de orinas o dolor al tener relaciones sexuales. Descubre algunos consejos para evitar este problema y aliviarlo. Sequedad en la zona íntima. Cómo evitarla y mejorar nuestras relaciones sexuales

¿Por qué es más normal que ocurra durante la menopausia?

Esta etapa que afecta a mujeres que tienen entre 45 años de edad y 60 años, suelen sufrir en casi un 44% de los casos períodos de sequedad vaginal en distintos grados. Esto sucede porque durante esta etapa se reduce la cantidad de estrógeno, hormona que se encuentra involucrada con la lubricación de esta zona. El descenso de dicha hormona favorece la aparición de sequedad vaginal.

¿Se puede sufrir antes de este período también?

Efectivamente, puede que padezcas este problema sin haberse presentado la menopausia. En este caso suele estar causado por vivir situaciones de estrés o por infecciones vaginales.

¿Está relacionada la dieta?

Sí, está comprobado que cuando se siguen dietas muy estrictas puede llegar a padecerse de sequedad vaginal. Además el aumento de glucosa en sangre, típico de mujeres que sufren de diabetes, puede llegar a repercutir también en la lubricación de la zona genital y provocar por tanto sequedad.

¿El uso de productos íntimos influye?

Abusar de este tipo de productos de aseo íntimos muy secantes en realidad pueden provocar irritación y por tanto generar sequedad. Es importante evitar pues el uso de papeles higiénicos perfumados, de talcos y de espumas de baño o aceites que lleven fragancia. En cuanto a los protectores o compresas, se aconseja que tengan sustancias hidratantes y emolientes como por ejemplo el aloe vera.

¿Existe relación entra la sexualidad y la sequedad?

Una falta de hidratación en la zona genital puede repercutir negativamente en la capacidad para mantener unas perfectas relaciones sexuales y disfrutar de ellas. Por otro lado una falta de excitación, de estimulación o de deseo también puede influir en los niveles necesarios de hidratación íntima lo que puede llegar a causar ansiedad, tensión y dolor. Si se mantienen relaciones sexuales sin la hidratación adecuada y de una manera continuada puede llegar a incrementarse el dolor.

¿Qué se puede hacer para intentar mejorar los síntomas?

Evitar el alcohol y dejar de fumar es esencial ya que estos disminuyen los niveles de estrógenos. Es importante tomar mucha agua por el contrario, ya que ésta aumenta los fluidos corporales y favorece la hidratación.

¿Existen fármacos que empeoran esta sequedad?

Sí, por lo que hay que tener especial precaución a la hora de tomar anticonceptivos, antihistamínicos para las alergias y antidepresivos. En cualquier caso se debe consultar con un especialista.

Remedios naturales que alivian

Cuando el picor provoca muchas molestias se pueden realizar baños con manzanillas para ayudar a rebajar la inflamación o incluso tomar una taza de valeriana o de tilo si el problema es de origen nervioso, así como consumir alimentos que sean ricos en vitaminas E y C ya que la primera aumenta la lubricación de una manera natural y la vitamina C restaura la flora vaginal, sobre todo cuando la sequedad está causada por dietas demasiado estrictas.

A %d blogueros les gusta esto: