¡Sexy boca!

Iconos de la belleza como Angelina Jolie o Scarlett Johansson, no serían lo que son sin sus labios carnosos, exuberantes y bien definidos, que dan a su rostro un toque de belleza exótica que resulta muy atractivo.
Los labios son el marco de nuestras sonrisas y la herramienta fundamental para nuestros besos, pero generalmente, no les prestamos demasiada atención. Nos acordamos de ellos únicamente para adornarlos, pero no para cuidarlos.
En esta nota te enseñaremos a cuidarlos y mimarlos. ¡Sexy boca! Los labios son, sin lugar a duda, uno de los símbolos femeninos más representativos de la sensualidad. Como con todo en nuestro cuerpo, su buena salud y su cuidado pueden cambiar en gran medida el aspecto de un rostro. El cuidado de los labios no debería ser menos importante que el del resto del cuerpo, y sin embargo relegamos esta zona muy a menudo, en la falsa creencia que unos labios atractivos sólo pueden ser producto de la genética o de la medicina estética, y no del cuidado diario. Se debe intentar cambiar esta idea, ya que son muy agradecidos a la aplicación de cosméticos, y muy mejorables con un poco de habilidad en el maquillaje, con el que es fácil corregir imperfecciones y crear líneas expresivas y perfectas. Los labios son delicados porque el tejido que los forma carece de células protectoras, por ende, pierden fácilmente humedad, resecándose y cuarteándose a menudo. Además, poseen poca melanina, lo que los hace muy vulnerables al sol, lo mismo que el área que los rodea. Es importante recordar que los labios no se broncean, sino que directamente se queman. Es esencial mantenerlos en buenas condiciones para que resulten atractivos, porque cuando están resecos, no hay ninguna herramienta para disimularlos. Aquí entonces, enumeramos los cuidados básicos que necesita ésta fundamental herramienta de nuestro cuerpo.

  • Hidratar: Es fundamental para que no se escamen y aparezcan pieles sueltas que estropean el maquillaje y producen tirantez. Para hidratarlos, la mejor opción es llevar siempre a mano la manteca de cacao. Tip extra: Actualmente, los hidratantes labiales (manteca de cacao) vienen en diversas presentaciones, con color, brillo y hasta incluso, en textura de gloss. Una excelente excusa para poner color a nuestra boca.
  • Exfoliar: Como en todo el cuerpo, este paso es indispensable para eliminar las células muertas. Para ello, se recomienda pasar suavemente un cepillo de dientes por su superficie, y a continuación, hidratar.
  • Sin saliva: ¡A resistirse! Prohibido pasar la lengua por los labios cuando se noten secos. Aunque se crea que es una forma de hidratarlos, produce precisamente el efecto contrario.
  • Proteger: El viento, el sol, el frío, las calefacciones, la sequedad o el tabaco pueden irritarlos o agrietarlos con facilidad. Otro motivo por el cual es conveniente llevar siempre a mano hidratante labial.
  • No fumar: Además de afectar a la salud, contribuye a la aparición de arrugas en el contorno, debido la postura que adoptan los labios.
  • Antes de pintarlos: Un buen secreto para obtener mejores resultados, es empapar un disco de algodón en agua caliente y mantenerlo en los labios medio minuto para ablandar las pieles muertas. Después, hidratarlos.
A %d blogueros les gusta esto: