Signos corporales que hay que evitar hacer

Las chicas son personas que tienen muchos ademanes corporales y de los cuales no tienen consciencia alguna, pero es bueno que los identifiquen y sepan que es mejor no hacerlos, para que los demás no se creen una imagen errónea de su forma de ser y actuar. Signos corporales que hay que evitar hacer El cuerpo es una especie de diccionario que dice mucho a los demás y expresan lo que se siente, se piensa o se quiere, pero hay algunos signos que no deben ser tomadas en cuenta ni por la imaginación, porque dar un mal aspecto y no serán adecuadas en ningún momento. 

Por ejemplo, lo principal que hay que cuidar es la postura y no necesariamente en el trabajo, sino en cualquier lugar, pues a partir de ella, los demás pueden sacar conclusiones acerca de lo que esa persona quiere. Si ven a alguien con la espalda torcida, de inmediato podrían definir a alguien como perezoso, desganado o sin ánimo para hacer las cosas, no siempre estará presto para hacer lo que se debe. No es de buena educación mirar hacia otro lado cuando alguien habla o llama la atención y esto pasa sobre todo en las chicas jóvenes que se sienten atacadas por sus madres o padres. Siempre hay que mirar a los ojos al otro, porque demostrara una excelente actitud y sobre todo que se está presentando atención a lo que se dice, por más que moleste. 

Si se mantiene una conversación, está totalmente prohibido entretenerse con algún objeto y terminar teniéndolo entre los brazos, porque precisamente para eso se está dedicando el tiempo a la otra persona, para escucharlo, para oír lo que tiene que contar o para que el otro también prese atención a lo que se le dice. Si se empieza a genera entretenciones con otros objetos, es probable que esto refleje algo de timidez o peor aún, molestia o incomodidad. Algo que se ha criticado mucho es la obsesión que tiene la gente con los celulares y los computadores, porque mientras otra persona está hablando, quien debería poner atención, se encuentra entretenido en otra cosa y probablemente no entendiendo nada de lo que el otro dice, porque sencillamente no sabe de lo que le hablan y probablemente ni le interese, o por lo menos esa es la imagen que está dejando a quién la ve, sumándole algo de arrogancia y descuido a la personalidad.

Es normal que las chicas quieran estar cómodas sobre todo en un fin de semana, pero no es necesario tener una imagen excesivamente “dejada” todos los días y en cada momento, porque se reflejara una persona descuidada, perezosa, con poco interés hacia sí misma y que es bastante desordenada. Dar la mano es una de las señales mas populares y tradicionales de educación al conocer a otra persona o saludar, pero el ser mujer no quiere decir que deba hacerse de mala manera y que no se deje que pensar al otro. La fuerza debe ser medida porque si es muy suave como suelen hacerlo la mayoría de chicas, dará a entender que se saluda a una persona que no inspira confianza o que es excesivamente pasiva e introvertida, pero si por el contrario es muy fuerte, puede denotar algo de dominancia sobre quienes le rodean y hasta tornarse algo a la defensiva. 

Jamás hay que mirar el reloj si se está en algo importante, una exposición, una charla, una conversación o una entrevista, porque el otro prensará que se tiene afán y que lo que está haciendo no es de gran importancia. Por último y como consejo para la mayoría de mujeres del mundo, hay que evitar tocar el rostro  o el cabello de manera excesiva, porque es molesto y denota inseguridad, miedo o fastidio.

A %d blogueros les gusta esto: