Sopa fría de tomate con albahaca

La receta que sigue es una sopa fría, muy adecuada para las épocas de calor. Aunque es muy sencilla, es un plato muy sabroso y refrescante, además de digestivo, gracias a la acción de la albahaca. Sopa fría de tomate con albahaca Ingredientes para 4 personas: 1 kilo de tomates maduros, albahaca, 150 grs. de mozzarela, vinagre de jerez, pimienta negra, aceite de oliva y sal.

Una vez lavados los tomates, escáldalos en agua hirviendo, pásalos por agua fría y pélalos, quitándoles las pepitas. Córtalos a trozos y échalos en un recipiente con ¼ de litro de agua. Bátelo todo, hasta obtener una crema fina. Añade entonces un poco de aceite. Guarda en el frigorífico.

Tritura las hojas de albahaca, sin el tallo, y echa un chorro de aceite de oliva, removiendo bien. Debes conseguir que sea como un aceite muy verde y muy aromático.

Reparte la crema de tomate en los bols, con la mozzarela cortada a daditos pequeños por encima. Aliña con el aceite de albahaca que has hecho y añade una pizca de sal, una pizca de pimienta y un poquito de vinagre en cada bol.

Sírvelo frío.

A %d blogueros les gusta esto: