¿Soy buena anfitriona?

Tarde o temprano todas debemos ser anfitrionas de una reunión, celebración o agasajo, y para hacer sentir cómodos a los invitados se deben tener en cuenta algunos aspectos básicos de cortesía. A continuación se detallará todo lo que se debe saber para que el encuentro sea inolvidable para todos. ¿Soy buena anfitriona? Cuando se organice cualquier tipo de encuentro o celebración, se deben tener en cuenta ciertos aspectos necesarios de organización y cortesía.
 
Invitación
El primer paso es hacer una lista con todos los invitados al encuentro en cuestión, luego se debe proceder a realizar las invitaciones. Si la reunión es informal, con pocos invitados o son de gran confianza, es decir, amigos cercanos y familiares, se puede realizar la invitación de forma telefónica o bien personalmente. Si el encuentro es formal o son muchos invitados, lo correcto es hacer las invitaciones de forma escrita por medio de tarjetas de invitación o al menos una carta. Cuanta mayor importancia tenga el evento, y cuantos más sean los invitados, con más antelación debe efectuarse el envío de dichas tarjetas o cartas. Si existen invitados con cierta notoriedad o autoridad, las invitaciones deben entregarse con cierta antelación, ya que esas personas suelen tener agendas repletas de compromisos sociales y deben encajar el evento dentro de sus apretadas agendas.
 
Ubicación 
Si el evento se realiza en una zona o localidad poco conocida, es recomendable incluir un pequeño plano orientativo para los invitados. Además, si el encuentro es en una hacienda, quinta o finca, se puede tener en cuenta la idea de incluir un espacio de estacionamiento, ya que es probable que todas las personas acudan con sus propios vehículos. 


Decoración y ambientación 
Es necesario tener la casa o lugar del evento en perfectas condiciones y especialmente bien aseado, sobre todo en las áreas de uso común, como la sala, el patio o los baños. Además, se debe contar con cierta cantidad de mesas, sillas, manteles, platos, cubiertos, vasos, copas y demás artículos por el estilo; en lo posible haciendo juego, o por lo menos en buen estado. Este tipo de detalles siempre dan una mejor impresión en el ambiente, y hace sentir a los invitados más a gusto.  Otro tema importante es disponer de música o algún entretenimiento para los invitados, en caso de ser un evento grande, se puede tener en cuenta la idea de contratar una banda, un cómico o preparar un karaoke para que los invitados intrépidos se diviertan cantando y al mismo tiempo entretengan a los demás.
 
Horario 
Si es un evento grande, se puede poner una hora de inicio de llegada, es decir, «los esperamos a partir de…», esto permite que los invitados se incorporen de forma escalonada o aleatoria, dando un mayor margen de tiempo para la llegada de todos los invitados, sin que se pierdan nada sustancial del encuentro. 
 
Recepción 
Es recomendable optar por un aperitivo previo o lunch en la recepción, ya que de ésta manera los invitados se irán conociendo, entrando en clima y poniéndose a gusto en el evento a medida que van ingresando los otros invitados. Además la comida es un buen entretenimiento para pasar el tiempo y fomenta la charla casual.

Recibimiento 
Él o los anfitriones tienen que recibir a los invitados en la puerta, ésto es importante ya que permite incorporarlos al evento, y si es necesario comentarles lo que se lleva a cabo en el momento o presentarlos con otros invitados con los que no se conocen.  Un buen anfitrión, a parte de ser organizado, debe ser bueno en las relaciones públicas, es decir, debe saber hacer presentaciones, meter bocados en variadas conversaciones, e incluso saber salir ileso de situaciones incómodas o embarazosas. También debe saber crear un ambiente positivo y agradable para todos los invitados.
 
Cena 
En caso que el evento disponga de una cena, es importante tener en cuenta la estación del año y si es posible el gusto general de sus invitados, también es recomendable no servir platos exóticos o picantes, ya que suelen ser rechazados por muchas personas. Lo mismo se debe tener en cuenta con las bebidas y postres que se servirán. 
 
Brindis  
Un momento importante de todo evento es cuando se efectúa el brindis al agasajado, para los novios, cumpleañero o al anfitrión. Se debe contar con una bebida de apreciación general entre los invitados, y si es posible alguna variante de la bebida sin alcohol. Esto es importante si existen niños entre los invitados o personas que no pueden beber alcohol, así todos podrán darse el gusto de brindar junto a los demás invitados. 
 
Despedida 
Además del horario, el brindis también suele ser un indicador de que el encuentro está por concluir, y paulatinamente los invitados irán dejando el evento. Un consejo es dar souvenirs o regalos a los invitados cuando se marchan, lo cual permite acercarse a despedir a todas las personas o unidades familiares de forma cortés y es un indicativo de aprecio hacia los invitados.

A %d blogueros les gusta esto: