Sufro de nomofobia?

El celular se ha convertido en un aparato esencial en la vida de muchas mujeres y en vez de verlo como una herramienta para facilitar muchos aspectos diarios de comunicación, es como una especie de apéndice tecnológico. Por eso, si lo llegan a olvidar, empiezan a ponerse nerviosas y se llenan de miedo y preocupación. Sufro de nomofobia? Para las que no conocen el término, se refiere al miedo irracional de salir de la casa pero sin el celular. Para muchas puede llegar a ser una adicción normal y se relaciona por la necesidad de las chicas de saber sobre lo que la rodea, incluso si está en una oficina o en un espacio cerrado, por eso es importante llevarlo en todo momento. Esta dependencia extrema preocupa a los médicos y de una manera generalizada, porque a pesar de que las personas conocen su grado de afición por este tipo de objetos,  incrementan su comportamiento obsesivo y empiezan a generar un problema sicológico grave. 

Las fobias son generadas por algún tipo de miedo o ansiedad y la angustia en este caso es salir y dejar olvidado el celular. Lo que más genera una adicción en las chicas son las redes sociales y algunas aplicaciones relacionadas con las fotografías o con los chats. Como toda fobia y adicción, tiene síntomas y las más comunes son la ansiedad, las taquicardias, los pensamientos obsesivos, dolores de cabeza y hasta dolores de estómago cuando los nervios son muy excesivos. Las causas para que se generen estos tipos de problemas  es por la angustia de parecer “desconectada” del mundo y por ende se genera una sensación de pérdida de autoestima e inseguridad por pensar que nadie la necesita.  

Otra de las causas, tiene que ver con un perfeccionamiento de las mujeres por las cosas que hacen, entonces, dejar su celular, significa el perder un orden en sus vidas y no hacer las cosas bien. El problema es que este tipo de obsesiones a veces no pueden controlarse y se convierte en algo que es necesario para la salud mental. Es tanta la adicción, que los móviles deben estar prendidos todo el día y noche, si se descargan hay que buscar cualquier medio para poder llenar su batería y que por ningún motivo hayan llamadas perdidas o mensajes que no sean vistos a tiempo. 

Una enfermedad que se empieza a presentar en este contexto, es el insomnio, y es que las chicas por andar pendientes del celular, de que les escriben, de quien llama o quién no, dejan de descansar, pierden horas de sueño y por supuesto, tranquilidad.  El comportamiento más común, es que suelten el celular, pero a los 5 minutos lo toman de nuevo y revisan todas las aplicaciones. Pasados algunos minutos, vuelven y lo dejan, pero su ansiedad las lleva a tomarlo de nuevo y que se convierta en un círculo vicioso. 

Lo que las chicas no perciben, es que en medio de este comportamiento aparentemente normal,  su vida social, familiar y afectiva empieza a presentar fallas y de un momento a otro, están solas, sin una persona real a su alrededor.  Para las mujeres, la emoción las lleva a usar mas este tipo de tecnología y creen que por medio de sus contactos virtuales, tienen amistades y cariño o amor, por eso, no le importa lo que pase en su vida real, porque lo esencial es tener su celular al lado. 

A %d blogueros les gusta esto: