Terapias para combatir los dolores

Son muchas las medicinas alternativas que han logrado aportar una contribución muy valiosa para conseguir aliviar esos dolores que se resisten o que simplemente no responden como debieran a las terapias Terapias para combatir los dolores

La acupuntura

Esta técnica consiste en lograr identificar las distintas afecciones que puede sufrir una persona mediante los conceptos chinos de las enfermedades y desórdenes del organismo, para así ayudar a corregirlos equilibrando las energías de las diferentes partes de nuestro cuerpo.

Para tonificar dicha energía  se introducen entre 350 y 400 agujas muy finas en puntos muy precisos, consiguiendo una eficacia comprobada en el tratamiento de lumbalgias, esguinces, dolores producidos por el herpes zóster, migrañas, cefaleas o cervicalgias entre otros.

La auriculoterapia

Esta técnica se remonta hasta el siglo VI a.C. cuando ya Hipócrates realizaba una pequeña incisión en las orejas de las personas que acudían hasta él para curarlas. La auriculoterapia ha perdurado durante estos siglos hasta la actualidad utilizándose ahora agujas perfectamente esterilizadas y desechables, que deben mantenerse durante aproximadamente 30 minutos en esta zona o bien mediante un láser suave, campos electromagnéticos o micromanipulaciones efectuadas en las orejas.

Shiatsu o digitopuntura

Esta técnica se realiza mediante una serie de presiones digitales que se ejercen sobre unos puntos de acupuntura muy bien localizados por el cuerpo. Estas presiones deben durar entres unos 10 y 14 segundos y llegan a proporcionar un gran alivio.

Esta práctica es tanto curativa como preventiva y tiene unos efectos muy beneficiosos frente a los riesgos de sufrir de anquilosamiento y de rigidez.

Flores de Bach

El principio de la utilización de estas flores se basa en la correspondencia existente entre la traducción que tienen los distintos dolores y los estados psíquicos de las personas. Las flores nos ayudan a eliminar las tensiones, los estados psíquicos negativos y el estrés. Esta especialidad médica interviene en la falta de una armonía psíquica y de un desequilibrio emocional que pueden desembocar en una enfermedad.

Mesoterapia

Esta terapia se basa en inyectar en aquellas regiones más cercanas a las zonas de la lesión o del dolor, una serie de medicamentos pero en muy pequeñas cantidades. Está indicada para los dolores superficiales o periféricos como la artrosis en la espalda o en cualquier otro miembro, para tendinitis, esguinces, calambres, distensiones de tipo muscular o crisis de migrañas.

Moxibustión

Este tratamiento consiste en quemar muy lentamente una mecha de Artemisa o de moxa, que es una planta seca de procedencia china, junto a unos puntos de acupuntura y que mezclada con otras plantas medicinales consigue aportar energía en el punto a tratar.

Esta técnica ayuda a tratar los dolores que se encuentran vinculados con una falta de vitalidad, con dolores de cabeza, con dolores dorsales de tipo crónico o con dolores en los dientes.

Naturoterapia

El dolor de tipo metabólico es provocado generalmente por un exceso en la alimentación, para lo que es necesario modificar nuestra dieta y recurrir a ciertos antiespasmódicos si estos trastornos cuentan con un origen digestivo.

Para los dolores inflamatorios por ejemplo, los especialistas en esta técnica utilizan la propia facultad del organismo para fabricar sus propios calmantes. Para ello se suprimen alimentos que pueden calmar las inflamaciones como las proteínas animales o los cereales calientes y se intenta aumentar todos los que los combaten, como la leche y los ácidos grasos.

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: