Tosta de revuelto de huevo con salmón ahumado

Aprende a preparar este sencillo y nutritivo entrante, que saciará tu apetito a cualquier hora, añadiendo escasas calorías a tu dieta y ayudándote a mantener tu línea sin privarte de un delicioso paladar, ni de renunciar a tu tiempo libre en su preparación. Tosta de revuelto de huevo con salmón ahumado Hoy, para continuar con la propuesta de snacks y aperitivos que te ayuden a mantener la línea sin renunciar a un exquisito paladar, te propongo la preparación de una tosta con un revuelto de huevo y salmón ahumado, que también puede convertir fácilmente en un bocata, añadiendo en lugar de una, dos tostadas.

Esta receta es extremadamente sencilla, y no te llevará nada más que unos cuantos minutos su elaboración, aunque reconozcámoslo, durará aún menos en tu plato, porque está delicidiosa.

A continuación te dejo lo ingredientes que necesitarás para su rápida elaboración:

  • 1 huevo
  • 2 lonchas de salmon ahumado
  • Una gota de leche
  • Una tostada

Y los pasos a seguir no te robarán casi minutos en la cocina:

  1. Se pone en un bol el huevo, rompemos la yema y echamos un chorrito de leche y cortamos el salmón en taquitos o tiritas.
  2. Tapar bien con un papel de cocina dejándolo sellado pues el huevo va a saltar. Meter en el microondas 40 segundos al máximo. Retirar y remover bien todo el conjunto. Salpimentar. Y colocas en un plato sobre la tostada.

Este plato es apto para cenas y desayunos ligeros, o para picar como snack a media mañana o a la hora de la merienda.
Además si no te gusta el salmón ahumado o te resulta demasiado fuerte, por ejemplo a la hora de la cena, puedes sustituírlo por jamón, tanto cocido como serrano, e incluso comprar los taquitos ya cortados.

A modo de presentación te propongo que acompañes esta tostada con un poquito de salsa de tomate, con el que también puedes mojar ligeramente la base del pan antes de aplicar el revuelto para conseguir una textura más suave y jugosa.

Y, para todos aquellos a los que os guste la cocina con aromas y especiada, podeis aplicarle unas hojitas de oréganos o un poco de perejil sobre el revuelto del salmón y el huevo.

¡Manos a la obra con este nuevo plato!

A %d blogueros les gusta esto: