Tratamiento natural para el piel

La belleza natural se basa en un buen cuidado de la piel Tratamiento natural para el piel Mantener tu piel con un aspecto agradable, no significa que no requiera un gran número de ingredientes o productos químicos. Muchas mujeres prefieren dejar brillar su belleza a través de la naturalidad, saltando las numerosas preparaciones de la piel en favor de una nueva mirada. A pesar de que tu piel puede sufrir daño de los contaminantes ambientales y elementos naturales, el cuidado de tu piel puede mejorar la textura y apariencia. El cuidado de la piel y dejar brillar tu belleza al nattural no requiere una gran cantidad de maquillaje, suciedad cosmética, tiempo o dinero.
Deshacer el equipaje
Muchas mujeres notan la piel hinchada, holgados por debajo de sus ojos. Aunque esto puede ser un síntoma de dormir muy poco, estas bolsas pueden aparecer sin ninguna razón evidente. Utiliza un anti-inflamatorio natural para reducir la aparición de estas bolsas antiestéticas. Prepara dos bolsas de té de manzanilla, saca las bolsas de su agua y exprima el exceso de humedad con suavidad. Colocalas en una bolsa de plástico y ponlo en el refrigerador hasta que se enfríe, alrededor de 20 a 30 minutos. Coloca las bolsas frías sobre los ojos cerrados, lo que les permite permanecer en su lugar hasta que se caliente.

Conviértete en la reina protector solar
La luz ultravioleta de los rayos intensos del sol puede dañar la piel y acelerar la edad. Incluso bellezas naturales se benefician de la protección solar. Aplica una preparación de protección solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) mayor de 15. Aplica el protector solar 20 minutos antes de salir al aire libre. Vuelve a aplicarlo cada dos horas para mantener un nivel útil de protección solar.

Manténla limpia
Trata tu piel con amor y cariño, especialmente durante la limpieza. Usa un limpiador suave que no elimine los aceites protectores de la piel. Elige un producto de limpieza formulado para pieles sensibles, si tiene alergias a perfumes o colorantes. Evita el agua caliente al bañarte o lavarte la cara. Mantén la temperatura del agua un poco caliente y limita su remojo unos 15 minutos.

Hidratar
Mantén tu piel suave y húmeda mediante la aplicación de un emoliente rico, como la vaselina. Según la Academia Americana de Dermatología (AAD), la jalea de aceite proporciona una serie de usos en el cuidado de la piel. Usa este ingrediente en la piel áspera, agrietada, como los talones, codos y las cutículas. Aplica una pequeña gota en tus labios para hidratar y dar brillo, manteniendo su aspecto natural y saludable.

A %d blogueros les gusta esto: