Trucos para sentirse muy guapa sin necesidad de maquillarse

Aunque el maquillaje tiene el poder de realzar nuestras facciones y de hacernos sentir mucho más atractivas y puede que incluso más seguras, es cierto que hay días en que nos apetece llevar la cara simplemente lavada sin que ello signifique que tengamos que renunciar a sentirnos más guapas. Descubre cómo. Trucos para sentirse muy guapa sin necesidad de maquillarse

Sonreír

No hay un iluminador mejor y más natural para la piel del rostro que un amplia y buena sonrisa y si es sincera y amable, mucho mejor. Este gesto siempre nos embellece y nos hace más guapas y agradables a la vista de todo el mundo.

Comer bien

Si no nos alimentamos como es debido, el tono de la piel de nuestro rostro se va apagando y nos aparecen ojeras por cansancio, transmitiendo la imagen de una persona que siempre está agotada.

Cuidado con el estrés

No hay nada mejor que un rostro que esté desencajado a causa de los nervios. Un gesto sosegado y tranquilo nos hará parecer bastante más guapas aunque vayamos sin una pizca de maquillaje.

Piel bella y sana

Una piel sana y limpia, aun teniendo el tono que tenga, siempre resulta bella. Por ello es fundamental que se limpie a diario y que corrijamos la grasa, la sequedad, las manchas o los granitos si es que los tenemos.

Cuidar los puntos fuertes de nuestro rostro

En algunas de nosotras el punto fuerte serán los labios, en otras las cejas, en otras los ojos… Cualquiera que sea el nuestro debemos cuidarlos bien para que cuando vayamos con la cara completamente descubierta estemos perfectas.

Sentirse segura

En numerosas ocasiones se utiliza el maquillaje como un escudo. Hay que desterrar esta idea y sentirnos cuando vamos sin maquillar, igual de seguras. Y es que el maquillaje nos puede realzar nuestras facciones pero en ningún caso es un disfraz.

Cuidar nuestro pelo

Un color acertado en nuestro pelo, un buen corte o llevar el cabello brillante, limpio, suave y perfectamente cuidado, es un arma perfecta para vernos más sexys y guapas también incluso sin maquillaje, ya que el cabello es el marco que rodea el rostro.

Madrugar

Si nos sentimos permanentemente cansadas, sin duda afectará a la piel de nuestra cara y una de las razones de ello es apurar todos los días esos últimos cinco minutos en la cama antes de levantarnos ya que puede salirnos bien caro respecto al estrés.

Si nos ponemos el despertador con el tiempo justo para asearnos, tomar un desayuno súper rápido y poco más, nos va a permitir dormir esa última media hora que tan rica nos sabe, pero empezar el día después con prisas y corriendo puede tener en nuestro cuerpo importantes efectos secundarios que se van a traducir, sin duda, en la piel de nuestro rostro, debido a ese spring que hemos vivido a primera hora del día solo por arañar unos minutos más de sueño a nuestro despertador. Para evitar todo eso debemos levantarnos con un poco más de tiempo para poder estirarnos, desayunar tranquila y asearnos sin prisas y así comprobaremos que nuestro día a día mejorará.

A %d blogueros les gusta esto: