Consejos para que la barra de labios dure más

1A todas nos gustaría que la barra de labios nos durara más, ya no eternamente, pero sí el tiempo justo para que puedas volver al cuarto de baño para retocártela. Para que esto suceda, vamos a mostrarte algunos trucos muy sencillos que nos ayudarán a conseguirlo.

Labios = lienzo

Hay que tratar a los labios como si fueran un lienzo por lo que cuanto mejor sea la superficie, mejor van a ser los resultados, además de durar éstos mucho más tiempo. Por esto vamos a tener que exfoliarles de vez en cuando suavemente para deshacernos de las pieles.

Un truco muy fácil es mezclar un poco de azúcar y de mantequilla y echarlo sobre los labios. Si lo prefieres puedes hacer una mezcla con azúcar y con miel o incluso puedes frotarlos con suavidad con el cepillo de dientes.

Hidratación

Al no tener glándulas sebáceas, los labios son muy vulnerables al frío, al viento, etc. incluso a las enzimas de nuestra propia saliva, por lo que no deberías lamerse. Después de la exfoliación, habrá que aplicar una crema hidratante que no sea grasa, una máscara labial o un bálsamo y dejar que actúe mientras te duchas por ejemplo. Después sécalos con la ayuda de un pañuelo y tendremos la superficie perfecta para la barra de labios no desaparezca de manera tan fácil.

Corrector

Podemos usar nuestro dedo para poner un poco de corrector sobre los labios. No hay que preocuparse si quedan un poco tapados ya que esto mejorará la superficie además de proporcionar a la barra de labios una capa extra a la que poder adherirse.

Perfilador de labios

Esta herramienta no debe ser subestimada ya que permite redefinir nuestros labios, añadiendo una capa de pigmento y ayudando a que el color dure más tiempo además de prevenir que se cuartee. Hay que aplicárselo dibujando un contorno suave que no resulte demasiado exagerado y después rellenar el resto de los labios.

Polvos de maquillaje

Este es un truco que usan las maquilladoras profesionales y que es un éxito asegurado: colocar un pañuelo de papel rociado con un poco de polvos de maquillaje sobre los labios. No quedarán resecos ya que solo vamos a necesitar un pequeño toque de este producto. Muy importante: no hay que volver a aplicar lápiz labial sobre los polvos ya que resultaría un desastre. Con este truco conseguiremos 100% de fijación del color.

Sombra de ojos

Si en este momento no contamos con polvos traslúcidos, podemos usar un poco de sombra de ojos en polvo para conseguir ese toque final. Por supuesto, tendremos que elegir un tono neutro.

Gloss bajo control

Las fórmulas en mate duran bastante más que las fórmulas gloss, por lo que si queremos tener una sonrisa brillante, tendremos que recordar retocarnos cada cierto tiempo o bien poner una gota en el centro del labio en lugar de en toda la boca.

A %d blogueros les gusta esto: