Un menú ideal para un día de playa

Cuando decidas hacer un magnífico picnic en la playa, te recomendamos que te olvides de los productos precocinados y de las grasas para ceder más protagonismo a productos saludables que os mantengan bien hidratados y que contengan las dosis de vitaminas que se necesitan para afrontar una maravillosa jornada playera. Un menú ideal para un día de playa

Para desayunar

Opta por unos cereales integrales y que estén enriquecidos en fibra o por unos copos de avena o de salvado de trigo que ayudarán a que el tránsito intestinal se regule ya que suele verse afectado durante esta época del año. También se puede incluir un lácteo desnatado o cualquier bebida vegetal, así como una pieza de fruta que deberás tomarla con piel  para conseguir aprovecharte de los beneficios de la fibra que contiene.

A media mañana

A la hora del aperitivo mejor olvidarse de las golosinas, de los refrescos con azúcar y de las patatas fritas. En su lugar elige un zumo natural, una limonada o una horchata. Para tapear opta por un poco de pescado como unos boquerones o unas sardinas que son muy ricos en omega 3 y que te ayudarán a reducir la irritación de la piel provocada por el sol.

A la hora de comer

Intenta que no pasen tres horas sin beber o sin comer pues los niveles de glucemia pueden bajar y al llegar la hora de la comida lo normal es que se haga de una manera compulsiva. Debes apostar por un menú que sea ligero. De primero elige verdura en ensalada, asada o incluso en gazpacho. Como segundo plato nada mejor que un poco de pescado como una sepia a la plancha por ejemplo. Una brocheta de pollo con algo de verduras también es una opción ideal.

A la hora de merendar

Lo mejores tomar un sándwich de pan integral de pollo, de pavo o de verduras. Acompáñalo de una infusión fría, por ejemplo de cola de caballo o de hibisco que evitan la retención de los líquidos o de una manzanilla que ayuda a reducir la inflamación. Acompaña tu merienda de un zumo natural o de una pieza de fruta.

A la hora de cenar

Para cenar una ensalada de espinacas crudas que puedes aliñar con un poco de aceite de oliva virgen extra, limón y sal junto con una rodaja de salmón preparada a la plancha y dos rodajas de piña para que te ayuden a mantener los niveles de vitaminas y de grasas saludables altas, así como para eliminar toxinas y ayudar a tu cuerpo a que se recupere de todo un día de actividad intenso.

Es recomendable a lo largo del día consumir en torno a los dos litros de líquidos en una persona adulta.  De esa cantidad en torno a un 20% procede de los alimentos que se consumen ricos en agua como las verduras, las frutas y las hortalizas. El resto debe consumirse en forma de zumos, de agua, de refrescos sin azúcar y de bebidas que no contengan alcohol.

 

A %d blogueros les gusta esto: