Una nueva moda para nuestro cabello: Las mechas californianas

Con la llegada del buen tiempo, nos gusta empezar a lucir un aspecto más natural y fresco y qué mejor que parecer recién salidas de la playa. Con las mechas californianas conseguiremos el efecto deseado: ¡Descubre todos los detalles con emujer! Una nueva moda para nuestro cabello: Las mechas californianas Las mechas californianas se han convertido en la coloración del momento. Las mechas tradicionales, aplicadas de manera uniforme de la raiz a las puntas, parece que ya no están de moda, dejando paso a unas con un aspecto mucho más natural y que producen el efecto de parecer recién salidas de la playa.

Con este tipo de coloración, no sólo cambiaremos el aspecto de nuestro cabello, sino que iluminará de manera sorprendente nuestro rostro y ayudará a remarcar nuestra mirada.

Por sorprendente que parezca, estas mechas no nacieron en California, sino en Europa, más concretamente en París, y su creador fue el estilista Jean Dessange, en la década de los 70,  dándole más luz al cabello y a la vez resaltando así nuestras facciones, aplicando más producto en las puntas y degradando hasta la raíz del cabello, que permanecerá del color natural o con apenas coloración.

Lo más importante de este tipo de coloración es tratar de que tenga el aspecto más natural posible, por lo que una posibilidad será hacerlas con papel de plata mezclando diferentes tonalidades de rubio para que de esta manera se adapte a nuestro tono original. Es muy importante tener en cuenta el estado de nuestro pelo a la hora de realizarlas; si lo tenemos dañado o estropeado, nunca producirán el efecto deseado. Hay que tratar de hacerlas sobre una melena sana y cuidada para que ese efecto «playero» luzca como en las celebrities que ya se han decantado por esta moda, como Gisele Bundchen o Drew Barrymore, que las lucen como nadie.

Una de las mayores ventajas de las mechas californianas es su fácil mantenimiento, ya que es suficiente con hacérselas dos veces al año y retocar el tinte de la raiz cada dos meses aproximadamente. Sabrás si están bien hechas cuando no haya una diferencia muy drástica de colores, sino que se ve ese rubio degradado desde más oscuro en la raiz a más claro en las puntas.

A pesar de que su precio no es excesivamente económico, ya que rondan los 70 € en adelante, es recomendable hacérselas en centros especializados, ya que el resultado casero puede no ser el deseado y comprobarás que a pesar de no ser una técnica muy complicada, es necesario ponerse en manos de expertos en la materia: Comenzarán aplicándote la raíz del color que más nos convenga, aunque lo mejor será que sea lo más similar posible a tu tono natural y así no se notará en exceso el crecimiento del cabello, y decolorarán las puntas, comenzando aproximadamente por el óvalo facial, para resaltar de esta manera el brillo de tu mirada.

Una vez te ubiquen en el lavacabezas, se mezclará para que las puntas decoloradas se maticen en el mismo color que la base que se eligió al principio, pudiendo dejar las mechas más claras o más oscuras, en función a lo que más te guste y más combine con tu rostro.

A partir de aquí, deberás atender a las recomendaciones de tu peluquero acerca del cuidado de las mechas californianas, para que te duren como el primer día durante el mayor tiempo posible.

¿Te animas a probarlas?

A %d blogueros les gusta esto: