Una operación antiedad para tu cabello

Al igual que la piel, el pelo va experimentando también un proceso progresivo de desgaste y envejecimiento. Adelántate a este proceso y sigue conservando un cabello con volumen y fuerte.

pelo1Primer paso: prevención                                                             

Lucir un cabello fuerte y sano nos suele preocupar tanto como las primeras arrugas según se ha comprobado a través de un estudio realizado recientemente. Por eso lo mejor es dedicar todos los días a nuestro cabello la atención que se merece. Un buen tratamiento preventivo es la forma más eficaz para frenar la pérdida habitual de espesor capilar y conseguir recuperar el volumen.

Para prevenir la caída del cabello que se va acentuando con el paso del tiempo lo ideal es utilizar productos que tengan arginina, un aminoácido esencial del pelo que lo fortalece y promueve su crecimiento, así como consumir alimentos que tengan vitamina A como la calabaza o las zanahorias y hierro, como las legumbres o los cereales integrales.

Segundo paso: proteínas

Las proteínas son unas sustancias que el organismo produce por sí solo pero que se van perdiendo con el paso del tiempo y que resultan fundamentales para tener un cabello brillante, hidratado y con volumen. Existen diferentes productos que contienen estas proteínas y ayudan a rejuvenecer el aspecto del cabello como por ejemplo el ácido hialurónico, que es capaz de absorber enormes cantidades de agua por lo que es un nutriente perfecto para hacer frente a una sequedad excesiva, uno de los síntomas de un cabello frágil.

Por otra parte el colágeno y la queratina ayudan a combatir la falta de lustre en el cabello por lo que es necesario recurrir a productos que contengan estas proteínas y así recuperar su espesor. La queratina ayuda a restaurar el pelo aportándole suavidad y brillo y está formada por azufre, mineral que se encuentra en los espárragos y en los huevos. El colágeno por su parte ayuda a reparar la fibra capilar fortaleciéndola. Las dos sustancias aportan al cabello la elasticidad que se va perdiendo con el paso de los años y que provoca que se vuelva quebradizo y poroso.

Las canas

La aparición de las canas es uno de los signos más visibles del envejecimiento capilar y aparecen cuando el mecanismo de pigmentación del cabello empieza a fallar dejando de fabricar melanina.

Para evitarlo es conveniente consumir alimentos ricos en ácido fólico o vitamina B9 que aumenta la producción de la melanina en el folículo piloso y se puede encontrar en la papaya, en las naranjas, en los cacahuetes y en las semillas de girasol. El cobre también favorece la secreción de este pigmento y se puede encontrar en los guisantes, los mariscos y el tofu. Por eso si quieres prevenir la aparición de las canas en tu cabello, no dudes en incluir en tu dieta estos alimentos

A %d blogueros les gusta esto: