Unos bonitos pendientes con chapas de botellines

Con la manualidad de hoy elaboraremos unos pendientes con chapas de botellines. Unos bonitos pendientes con chapas de botellines Con poco esfuerzo y con un poco de material reciclado, elaboraremos nuestra manualidad de hoy, cuyo resultado final te sorprenderá.

Para los colgantes de de esta manualidad, te recomiendo compres unos que sean de material hipoalergénico, ya que hay ciertos materiales que, aunque al principio no sea así, terminan por dañar la oreja.

Por otra parte, al ser unos pendientes elaborados con chapas, no pesan mucho y los podremos llevar cómodamente.

En lo que se refiere al fimo, hay ciertos modelos muy parecidos al de la foto que ya vienen montados, pregunta en tu tienda de manualidades habitual.

Materiales para su elaboración

– 2 chapas de botellines
– Taladradora
– Cutter
– Broca fina
– Colgantes de pendiente
– Alicates de puntas
– Fimo.

Manos a la obra:

1) Haremos un agujero con la máquina de taladrar en el canto de cada una de las chapas.
2) Cortaremos dos trozos de fimo con el cútter y se lo pondremos dentro de cada una de las chapas.
3) Ahora abriremos un poco el orificio de la parte de abajo del pendiente para poder meterla en el agujero que hicimos anteriormente y lo cerramos bien para que no se salga de la misma.
4) Seguidamente pondremos las chapas en el horno, a 180º unos 20 minutos, mirando de vez en cuando para que no se queme.
5) Cuando pase ese tiempo más o menos, sacaremos las piezas del horno con mucho cuidado de no quemarnos y las dejaremos enfriar.

Cuando los pendientes estén fríos, ya nos los podremos poner.

A %d blogueros les gusta esto: