Vegetariana: una guía de viaje

1Si no ingieres carne seguramente sabrás lo que significa salir a una fiesta, a un restaurante o marcharte de viaje. ya que lo más probable es que no encuentre un menú que tenga todo aquello que has decidido dejar de consumir. Si estás organizando un viaje, te damos algunas ideas para que esto no suponga un problema.

Ni pollo, ni carne, ni pescado

Seguramente te haya llegado el momento de explicar por qué te has hecho vegetariana y hacer entender a todo el mundo que no solo vives de comer ensaladas. Si lo has conseguido, enhorabuena. Pero  ¿qué sucede cuando llegan las vacaciones? ¿Cómo explicarlo cuando te alojas en un lugar que no es el habitual?

Seguramente tengas que dar muchas vueltas buscando un restaurante donde no solamente sirvan pizzas o en un hotel donde el desayuno sea típicamente continental. En cualquier caso esto no será una excusa para que no puedas salir a conocer mundo.

Algunos tips para viajar si eres vegetariana

Las experiencias que se pueden vivir cuando no se consume carne pueden ser diferentes dependiendo de muchos factores. Por eso lo primordial es investigar sobre la gastronomía del lugar que vas a visitar.

Seguramente te puede llegar a sorprender que existen algunos platos tradicionales que no llevan nada de carne de ningún tipo. Además de las pastas y pizzas italianas, en los países de Oriente Medio existen platos como el falafel o el hummus que te pueden saciar. En el sudeste asiático también existen numerosas recetas que se elaboran con verduras como por ejemplo los fideos salteados que se sirven en Tailandia.

Si tienes la oportunidad, puedes alojarte en un lugar que tenga cocina donde puedas prepararte tu propia comida. Además de ahorrar dinero, te alimentarás mucho mejor, dejando de lado las ensaladas insípidas y las patatas fritas.

En cualquier caso, siempre que llegues al hotel puedes indagar donde existe un mercado cerca o si conocen un restaurante que sea vegetariano. Incluso puedes preguntar en cualquier restaurante si existe alguna opción para  comer un plato que no lleve nada de carne. Puede que te lo preparen en exclusiva para ti.

En numerosas páginas webs se detallan todos los restaurantes disponibles de la ciudad que vayas a visitar. Si viajas a un lugar grande te conviene hacerte una lista con todos aquellos que sirven comida vegetariana.

Una manzana, una barra de cereales o incluso un paquete de galletas es una opción perfecta para que cuando tu estómago empiece a crujir y no encuentres un lugar con comida vegetariana, puedas saciarte.

Y sobre todo organización, no esperes a estar muerto de hambre para buscar un restaurante vegetariano. Si estás dando una vuelta por la ciudad y ves que hay un lugar donde puedes proveerte de alimentos para tu almuerzo, no dudes en comprar algo y guardarlo, aunque sea bien temprano y no puedas ni pensar en la hora de comer todavía.

A %d blogueros les gusta esto: