Caldo gallego

Cada rincón de nuestro país tiene su propia receta de caldo o sopa tradicional, todas ellas exquisitas, como el cocido madrileño, la escudella catalana o la sopa castellana. En Galicia se elabora el caldo gallego, un exquisito plato, con un sabor excelente y muy peculiar, de aquéllos que tanto apetece tomar a partir del momento en que llegan los primeros fríos.

Como todas las recetas de origen popular tiene sus variaciones, aunque la base viene a ser siempre la misma. Caldo gallego Ingredientes para 4 personas: 250 grs. de alubias blancas secas, un trozo de jarrete de ternera de unos 200 grs., un trozo de tocino salado de unos 100 grs., un trozo de panceta de unos 100 grs., 100 grs. de costilla salada, 400 grs. de col rizada o un manojo de grelos, 3 ó 4 patatas, 200 grs. de lacón y sal. Opcionalmente, puede añadirse 1 chorizo ahumado gallego.

La noche anterior, deja en remojo las alubias, así como todas las carnes saladas.

En el momento en que vayas ya a elaborar la receta, pon en una olla el jarrete de ternera y todas las carnes saladas, que previamente habrás escurrido. Añade también las alubias y las patatas, peladas y troceadas, así como el chorizo si has decidido ponerlo. Cubre con agua y pon la olla al fuego.

Deja que vaya cociendo a fuego suave durante más o menos una hora, sin olvidar quitarle la espuma a medida que la vaya haciendo.

Cuando lleve media hora cociendo añade la col o los grelos, picados. Si quieres poner ambos productos tampoco habrá problema.

Al final de la cocción, antes de apartar del fuego, prueba la sal y añade si lo ves necesario para tu gusto, ya que las carnes saladas aportan bastante.

Puedes servir el caldo de primero y las carnes y chorizo en una fuente como segundo plato.

A %d blogueros les gusta esto: