Consigue este verano una melena sana y cuidada

Ya estamos en verano y el sol, la sal y la humedad del mar, la arena o el cloro de la piscina, hacen que nuestro pelo parezca descuidado y encrespado. Te damos las claves para que logres una melena lisa, cuidada y sana a pesar de todo. Consigue este verano una melena sana y cuidada

El verano y el cabello

A pesar de que nos encante el verano, sabemos y lo tenemos comprobado, que esta estación es una gran enemiga de nuestras melenas. Las altas temperaturas provocan que nuestro pelo se deshidrate y por consiguiente aparezca el tan temido encrespamiento, llegando a olvidarnos prácticamente de nuestra melena lisa y brillante que hemos lucido durante todo el año.

Diversas marcas de tratamientos de cabello han llevado a cabo estudios que revelan que más de un 50% de las mujeres tiene el pelo largo y que una de sus principales preocupaciones es tenerlo sin encrespamiento y liso. Por todo ello es necesario extremar su cuidado especialmente durante estos meses de calor.

Consejos para lucir una  melena sana y lisa

Lo primero de todo echa la vista atrás un momento y repasa cómo lavas tu cabello. Si no es cómo te vamos a explicar a continuación, debes cambiar tus hábitos ahora mismo. En primer lugar apuesta por utilizar agua templada en lugar de agua caliente. Tampoco te seques con la toalla muy fuerte después de haberte lavado el cabello para no romper la cutícula capilar. Cuando vayas a utilizar la plancha del pelo o el secador, hazlo a una temperatura media y usando siempre protectores térmicos. Péinate con cuidado y sin prisa, sin darte tirones muy bruscos y si puede ser con un cepillo de cerdas naturales, mucho mejor.

Apuesta igualmente por tratamientos que ayuden a cuidar tu pelo pero que a la vez te garanticen que lo van a mantener libre de encrespamiento y liso. Existen líneas que apuestan por un champú, un acondicionador y un tratamiento de alisado y que no contienen elementos agresivos que puedan hacer daño al cabello, ayudando a conseguir un pelo más suave y liso incluso durante una semana entera y hasta después de cuatro lavados, y todo ello sin necesidad de ir a la peluquería.

Por último, el peinado sí que importa. Si eres de esas mujeres que no tarda más de dos minutos en atarse la melena suelta en una coleta o en un moño,  ha llegado la hora de que lo pienses dos veces antes de volver a hacerlo. Y es que tirar del cabello de una manera constante llega a estresarlo y a producir roturas en las longitudes medias. Además debilita el folículo de las raíces lo que hace que aparezcan pelos cortados por toda la cabeza con lo que no se puede lucir un liso ideal.  El tipo de corte que lleves también influye ya que el peso del cabello de una melena larga hace que éste se encuentre menos erizado. Si llevas media melena, para evitar el efecto encrespado lo mejor es que la parte de atrás la lleves en pico y no recta completamente.

A %d blogueros les gusta esto: