Dieta para conseguir un bronceado perfecto

Disfruta de un sol seguro con betacarotenos. Aprende la clave para llevar a cabo un régimen que se lleva a la perfección con el sol. Dieta para conseguir un bronceado perfecto

Desayunos para broncearse de una manera segura

Existen tres opciones distintas a la hora de desayunar que se pueden ir alternando para que la exposición al sol sea segura, efectiva y duradera.

La primera opción es ingerir un vaso de zanahorias en ayunas junto con dos yogures aderezados con una cucharada de salvado de trigo.

La segunda opción es tomar un vaso de leche desnatada y treinta gramos de pan integral. Como tercera opción se puede tomar un yogur junto con una cucharada pequeña de germen de trigo, dos tostadas de pan integral y dos melocotones.

Almuerzos y cenas para disfrutar del sol sin peligro

El lunes se puede comenzar por almorzar 100 gramos de espaguetis con albahaca y tomate, junto con 200 gramos de espinacas y 20 gramos de queso rallado. De postre podemos ingerir 200 gramos de fresas.

A la hora de la cena se debe tomar un vaso de zumo de tomate, preparado con 500 gramos de tomates bien maduros, 600 gramos de zanahorias, sal y pimienta, junto con una cucharadita de germen de trigo. 200 gramos de carne asada condimentada con un poco de orégano, dos rebanadas de pan integral y como postre 200 gramos de cerezas.

El martes se debe comer 100 gramos de pimientos con un poco de atún en aceite y 200 gramos de patatas asadas, junto con dos rebanadas de pan integral y dos melocotones de postre. La cena se compondrá de una ensalada con 100 gramos de habas, 100 gramos de cebolla, 1 huevo duro, aceite y vinagre de manzana, junto con dos tostadas de pan integral y 200 gramos de cerezas.

El miércoles para almorzar prepararemos 50 gramos de arroz integral, 150 gramos de ensalada de tomate, lechuga y zanahorias y 20 gramos de nueces trituradas, acompañada de 2 rebanadas de pan, por supuesto integral y un melocotón para finalizar. La cena consistirá en 200 gramos de ensalada aderezada con zumo de limón y un poco de aceite de oliva y dos tostadas de pan integral junto con 100 gramos de ciruelas.

El jueves tomaremos un vaso de zumo de tomate preparada de igual manera que el lunes, 50 gramos de espaguetis con zanahorias ralladas (50 gramos), 30 gramos de atún en aceite, aceite de oliva y albahaca. Como postre 200 gramos de fresas. Para cenar un tazón de crema de zanahorias con un poco de salvado, 150 gramos de pechuga a la plancha de pollo y un melocotón.

Para el viernes se puede almorzar 300 gramos de zanahorias, espinacas hervidas y cebollas. 150 gramos de un filete de merluza hervida, dos tostadas de pan integral y un melocotón. Para cenar 200 gramos de patatas asadas en el  horno con un poco de ajo y perejil, 150 gramos de una ensalada preparada con zanahorias, col y una cuchara pequeña de mayonesa light y como postre 200 gramos de cerezas.

El sábado 50 gramos de arroz hervido integral, 100 gramos de carne preparada a la plancha, dos rebanadas de pan integral y 200 gramos de cerezas a la hora de la comida. Para cenar 200 gramos de pollo a la plancha junto con 200 gramos de espinacas con limón, dos rebanadas de pan integral y un melocotón.

Por último, el domingo comeremos 50 gramos de lentejas con tomate, ajo y cebolla, 150 gramos de ensalada con col y zanahorias y una cucharada de aceite de oliva. Dos tostadas de pan integral y una ensalada de frutas como postre que debe incluir melón, naranja, cerezas, manzanas y melocotón. Para cenar 150 gramos de pimientos asados al  horno junto con una ensalada con zanahorias, lechuga y tomate, dos rebanadas de pan integral y 200 gramos de cerezas.

A %d blogueros les gusta esto: