Cómo combinar los hidratos para conseguir perder peso

Son muchas las razonas por las que no se puede bajar de peso y una de ellas es consumir alimentos que no son “compatibles” entre sí. Por eso queremos enseñarte la manera de combinar los hidratos para perder esos kilos de más.

Combinaciones con hidratos: cuáles sí y cuáles no

Cada tipo de alimento necesita mayor o menor secreción de jugos gástricos para su digestión. Así por ejemplo, si se toma carne con arroz, deberán digerirse los aminoácidos de la carne, aunque en el mismo proceso se van a degradar los hidratos del arroz. De esta manera la sangre los recibe como si fuera glucosa, es decir, como si se hubieran tomado varias cucharas de azúcar. De ahí que en las dietas disociadas sea tan importante no combinar en la misma comida proteínas e hidratos.

De igual manera no conviene mezclar los ácidos como los almidones, ya que la enzima conocida como ptialna que se encuentra en la saliva, digiere mucho mejor los hidratos cuando se encuentran en un ambiente alcalino. Se se añaden cítricos, vinagre o tomates, se va a inhibir la primera etapa de la digestión que se transformará en estómago hinchado o sensación de pesadez.

Combinar alimentos para perder peso

Las verduras son “neutras”, a excepción del tomate, y por consiguiente pueden combinarse con proteínas y con hidratos de carbono.

En cualquier caso existen algunas asociaciones que ayudan a bajar de peso y que resultan buenas para la salud como por ejemplo, los lácteos, los frutos secos y los huevos con las legumbres y los cereales.

En una ensalada también se pueden combinar las verduras con pan de trigo, la yema de un huevo y un poco de aceite. También funcionan perfectamente el pan integral y el queso fresco.

Asociaciones perfectas para perder peso

Para no sentirse de mal humor, pesados o con gases, puedes optar por mezclas como el huevo dura y la lechuga. Y es que el huevo, consumido hasta dos veces a la semana y siempre cocido, sirve para saciar el hambre además de tener muchos nutrientes.

Por otra parte el huevo permite la absorción de los carotenoides de los vegetales, especialmente los que tienen hoja, por lo que la mezcla de estos dos ingredientes en un gran aliado para perder peso.

Otra mezcla perfecta es el jengibre con el atún. El primero disminuye la sensación de pesadez y acelera el vaciado de los jugos gástricos. Sus componentes también bloquean el desarrollo de algunas enzimas que provocan la hinchazón.

Por otra parte el atún es un pescado azul muy sano y protege del almacenamiento en el abdomen de las grasas.

Otra opción es la mezcla de espinacas con aguacate. Comer las primeras en una ensalada, ayuda a calmar el apetito además de no aportar muchas calorías. Por otra parte, el aguacate es muy rico en ácidos grasos monoinsaturados que mejoran los niveles de colesterol, alivian la inflamación del abdomen y evitan el hambre.

A %d blogueros les gusta esto: