Disimula tus defectos con un aliado perfecto: el maquillaje

Si lo aplicamos con cierta astucia el maquillaje puede hacer verdaderos milagros. Aprende cómo sacar el máximo partido de ésta para restar años en nuestra mirada. Disimula tus defectos con un aliado perfecto: el maquillaje

Levantar el párpado caído

Para ello debes utilizar productos waterproof y de alta fijación ya sea en forma de sombras, de rímel, de lápiz de ojos, etc. ya que la piel colgante en nuestro rostro tiende a desplazar el maquillaje utilizado e incluso llegar a hacerlo desaparecer bajo los párpados.

Otro truco que se puede utilizar es el de “levantar” las cejas hacia arriba y fijarlas con gel transparente específico para éstas. Con ello lograremos una mirada mucho más viva a la vez que conseguiremos disimular mucho mejor los defectos existentes en nuestro rostro.

Camuflar las ojeras

Es fundamental elegir un corrector adecuado ya sea beige claro perfecto para las ojeras marrones, verde si son de color morado o de color amarillo para las más azuladas.

Se debe aplicar en cualquier caso el producto con unas presiones suaves dentro del huevo de las ojeras así como en el párpado superior sin utilizar una cantidad exagerada para que el resultado quede lo más natural posible. Si se va a utilizar sombra de ojos, no se debe escoger del mismo color del que se tengan las ojeras porque en este caso las resaltarían mucho más.

Cómo disimular las bolsas

Para lograr disimular las bolsas de los ojos se debe utilizar un corrector de un medio tono más oscuro que el de la piel para proceder a difuminarlo perfectamente y con mucho cuidado sobre ella. No se debe aplicar ningún iluminador en esta zona ya que daría una mayor sensación de volumen.

Conseguir una mirada de lujo con soluciones exprés

Cuando pasamos por una temporada de demasiado trabajo, o pasamos una mala noche o incluso cuando sufrimos de algún problema de salud, nuestros ojos lo reflejarán sin duda alguna. Para que la mirada vuelva a recuperar su aspecto radiante en unos pocos minutos podemos probar algún truco como “teclear” nuestros párpados con la punta de los dedos durante unos cinco minutos, dando unos golpes suaves y rápidos a lo largo del párpado inferior.

Igualmente podemos cerrar los ojos y taparlos suavemente con las palmas de nuestras manos sin llega y a ser posible cómodamente sentadas en un sofá.

Si aplicas un algodón bien empapado en té bien frío verde sobre tus ojos conseguirá el mismo efecto. Un gel de aloe vera ayuda también a disimular las arrugas de esta zona de la cara y a tensar las posibles bolsas existentes de los ojos.

De igual manera resulta conveniente tener un antifaz en el congelador de gel ya que resulta sumamente efectivo para combatir todos los signos del cansancio. Si lo colocamos durante unos diez minutos sobre nuestros ojos, notaremos como el frío que proviene de dicho antifaz nos rebajará la hinchazón y nos calmará las rojeces típicas del cansancio.

A %d blogueros les gusta esto: