El molly negro, un bello contraste en nuestro acuario

Siguiendo con nuestro repaso de los principales peces de agua caliente que suelen poblar nuestros acuarios, uno de los que no suele faltar en ninguno es el conocido como molly negro. El molly negro, un bello contraste en nuestro acuario Aunque hay muchas especies de peces molly, y de muchos colores, parece que el negro es el más popular, quizás porque se trata de un pez muy decorativo dentro del acuario, ya que su negro tono, que parece aterciopelado, hace un bonito contraste en el agua con el multicolorido de los otros peces y con las plantas acuáticas.

Es un pez de forma alargada que, aunque en su hábitat natural puede llegar a sobrepasar los 10 cm., en cautividad raramente pasa de los 7 cm. Es muy fácil la distinción entre el macho y la hembra, ya que ésta es de mayor tamaña, así como más redonda.

Antes de poner a un molly hemos de considerar algunos requisitos, como que necesita que el acuario sea amplio, no siendo conveniente colocarlo en los menores de 60 litros. La dureza del agua debe ser media o alta, y el PH ideal de la misma va de 7 a 8’2.

También es conveniente que el acuario disponga de muchas plantas, y si hay rocas éstas no deben ser afiladas. Le gusta que haya mucha luz, y la temperatura ideal para él es de 24º o 25º, aunque no hay ningún problema si oscila entre los 22º y los 28º. El tiempo de vida medio de un molly es de 3 ó 4 años.

Se trata de una especie muy sociable y muy pacífica, que no trae problemas de convivencia con otras especies, llevándose muy bien con la mayoría, como platys, guppys, neones, etc., aunque volvemos a remarcar aquí que necesita disponer de mucho espacio.

En cuanto a la reproducción, se trata de una especie ovovivípara, es decir, que las hembras conservan los huevos en su interior hasta el momento de la eclosión, naciendo entonces los alevines, cuyo número oscilará entre 6 y 40. Para evitar que los otros peces se coman las crías, lo mejor es apartar a la hembra cuando creamos que falta poco para que suelte a los alevines.

Es importante saber que el molly negro es muy dado a coger la conocida entre los aficionados a los acuarios “enfermedad del punto blanco”, llamada así precisamente porque le sale un punto blanco. En las tiendas de peces venden un medicamento para poner en el agua con el fin de sanar al pez, en caso de que esto ocurra, aunque también es de advertir que no siempre se consigue.

A %d blogueros les gusta esto: