Haz que tus platos te cundan más

Para sacar mucho más partido a todos tus platos, aquí tienes una serie de ideas con las que lograrás aprovechar las sobras, los ingredientes, etc. al máximo, además de que podrás elaborar recetas sencillas para poder llegar a fin de mes sin problemas. Haz que tus platos te cundan más

 

Cómo aprovechar más el cocido

Sin duda alguna, el famoso y sabroso cocido madrileño es uno de los platos que más cunden porque de él se puede aprovechar todo para hacer unos deliciosos platos, desde los garbanzos, hasta la carne, pasando por su caldo. Por ejemplo, con el morcillo y el pollo que hayamos añadido en el cocido, podemos hacer un picado de carne para preparar unas exquisitas croquetas caseras. Con el caldo podemos hacer un puré o una sopa de verduras o incluso añadirlo a los guisos como un caldo de carne. Por último, con los garbanzos que nos hayan sobrado, los rehogaremos en un poco de aceite de oliva y los espolvorearemos, antes de servirlos en la mesa, con un poco de pimentón. También podemos hacer una ropa vieja friendo cebolla y patatas como si fuéramos a hacer una tortilla a las que añadiremos los garbanzos, la carne en trozos pequeños, la verdura del cocido y un poco del caldo sobrante.

Para aprovechar el pan del día anterior

No se te ocurra tirar el pan que se ha puesto duro y utilízalo para preparar una deliciosa sopa de ajo, un flan de pan, unas ijas, una sopa de cebollas o unos buñuelos. Para hacer estos últimos por ejemplo, necesitamos remojar bien la miga del pan en leche. Se mezcla con perejil, huevo y ajo y se fríe en pequeñas porciones que puedes añadir al potaje.

Para hacer un rico flan de pan, mezcla el pan en trozos con leche bien caliente y unos 6 huevos batidos. Se pone todo en un molde con caramelo derretido y se cuece durante 35 minutos al baño María.

Si quieres hacer una sopa de ajo, tan sólo necesitas freír en un poco de aceite unos dientes de ajo fileteados, unas tiras de jamón serrano y pan desmigado. Añadimos un poco de pimentón, regamos con un poco de caldo y dejamos que cueza durante 5 minutos. Cuando se esté terminando la cocción añadimos un huevo sin cáscara y esperamos a que cuaje bien.

Prepara unos riquísimos rellenos con las sobras de las comidas

Cuando te hayan sobrado verduras o algo de pescado que ya estén cocinados, pueden hacer una tortilla con ellos o unas empanadillas con trocitos de pescado o de atún o incluso con los restos del pisto.

Si lo que te ha sobrado ha sido un poco de carne picada, prueba a rellenar unos pimientos o unos calabacines con ella y añádeles un poco de besamel y un poco de queso rallado para gratinar durante unos minutos. El resultado es espectacular y dejará con la boca abierta a todos los comensales que se sienten en tu mesa.

A %d blogueros les gusta esto: