Las 10 razones principales por las que debes cocinar tu propia comida

Nada mejor y más saludable que alimentarte con una comida saludable, hecha por ti. Echa un vistazo a estas razones. Las 10 razones principales por las que debes cocinar tu propia comida Hay muchas necesidades en la vida, pero la  más importante es comer una saludable. Hay un montón de pros y contras para cocinar en casa. Empieza a cocinar comida de verdad, todo desde cero y te sorprenderá ver los kilos que dejaras atrás. No sólo porque estás evitando los productos químicos, sino también porque está cortando todo lo que es hecho con extras de grasa, azúcar y sal.

En primer lugar, es más barato cocinar en casa que comprar para llevar o comer en restaurantes, noche tras noche, especialmente una vez que hayas reunido algunos de los ingredientes básicos. Si encuentras algunas recetas que te gusten, haz una lista y compra sólo lo que necesitas, puedes hacer una semana de cenas y utilizarás aproximadamente la misma cantidad de dinero que te gastas en un restaurante de gama media de dos o tres comidas. Al mismo tiempo, siempre hay sobrantes cuando se cocina en casa. Puedes  utilizar estas comidas para el almuerzo del día siguiente.

En segundo lugar, cocinar, es más saludable. Contralas la cantidad de grasa de sodio, hidratos de carbono o cualquier otra sustancia. Puedes comprar frutas y verduras de temporada y en su punto máximo de sabor y valor nutricional; en lugar de conformarse con la lechuga o la fruta dorada que sabe a cartón. Controlar la porción es tan fácil como decidir la cantidad de comida que pones en tu plato, lo que elimina la tentación de comer todas las papas que viene con la hamburguesa de un restaurante. Los restaurantes utilizan una gran cantidad de mantequilla y crema de leche que pueden ser altos en calorías. Eso hace que sea más fácil cumplir con un plan de dieta.

Cocinar para sí mismo te permite una mayor flexibilidad de utilizar los alimentos preparados o servicio en un restaurante. En casa, si no te gustan las aceitunas negras en la pasta, no los utiliza. Si te gusta la albahaca extra, no la añades. Puedes utilizar el aceite de oliva en lugar de mantequilla o leche de soya en lugar de leche. Las opciones son ilimitadas.

Las comidas se adaptan a tu gusto, en todo momento. ¿Qué restaurante puede hacer esto por ti? Algunos de nosotros nos gusta la comida picante, mientras que otros prefieren menos especias. Lo mismo con la sal y el azúcar. En el hogar se obtiene el alimento adecuado a su gusto en todo momento.

Puedes ajustar las porciones: puedes haber notado que en la mayoría de restaurantes las recetas vienen en porciones adecuadas, que a veces puede conducir a desear más. Cuando cocinas tus recetas favoritas en el hogar puedes tener la libertad de ajustar las raciones a tu gusto. En lugar de simplemente tener una segunda ronda de tu plato favorito, puedes tener todo lo que quieras con su debida proporción y estimación.

Cocinar en casa puede ser más rápido que salir. Agregar el período que te toma conducir  a un restaurante, esperar de estar sentado, esperar a ser atendidos, comer, pagar, volver a recorrer de nuevo en casa. Podrías tener algo fijo, simple y sabroso mucho más rápido y en un lugar  mucho más cómodo.

Evita el consumo de productos químicos no deseados y aditivos: todas las técnicas utilizadas para procesar los alimentos (enlatado, deshidratación y congelación) prácticamente destruye el sabor de los alimentos, por lo que los productos químicos bajo el disfraz de «aromas naturales» se han añadido para mejorar el sabor, mientras que los aditivos de color se agregan para hacer que los alimentos tengan una mirada fresca. Puede ser que tengan el mejor aspecto y un excelente sabor, pero que no están haciendo mucho por nuestros cuerpos. El glutamato monosódico está en casi todos los alimentos procesados y ciertamente, en casi todos los de comida rápida. Todo tipo de estudios médicos han revelado que el GMS causa obesidad, junto con un montón de otras cosas desagradables. Es una sustancia química que nunca debemos poner en nuestros cuerpos y sin embargo es algo que está en casi todos los alimentos procesados que compramos.
 
Es probable que comas menos en casa ya que querrás guardar para más adelante. Sin embargo, probablemente en un restaurante tienes que comerte todo porque ya lo has pagado o tienes que hacerlo al final.

Una mejor salud: mientras menos productos químicos tengas en tu cuerpo, mejor estarás tu salud. Los estudios han demostrado que los productos químicos pueden causar la obesidad y cáncer, junto con los trastornos neurológicos. Si alimentas tu cuerpo saludablemente tendrás más posibilidades de vivir por más tiempo.

La última ventaja en la cocina es que podrás dominar y practicar tus recetas favoritas. Esto a su vez te abrirá las puertas para modificar de la actual y tal vez puedas llegar a tener tu propia receta. Como dice el dicho la práctica hace al maestro, esta es la mejor manera para subir de nivel con sus habilidades de cocina y ser un chef por tu cuenta.

Por encima de todo, cocinar una buena comida con tu cónyuge o de barbacoa con la familia puede llevar a algunos recuerdos inolvidables. No hay mayor sensación de saber que tu haz cocido una deliciosa comida para sí mismo, el dinero y tiempo ahorrado y habrás mejorado tu salud. Así que adelante. ¿Qué estás esperando? Sacas las ollas y sartenes y ¡Diviértete!

A %d blogueros les gusta esto: