Mitos y verdades del alisado de cabello

A raíz de un anuncio del gobierno de Estados Unidos éste año, donde se emitió un alerta acerca de sustancias peligrosas para el ser humano, surgieron incógnitas acerca del uso del formaldehído o formol, que es la principal sustancia utilizada para el alisado del cabello. Por eso, a continuación, se presentará un interesante artículo acerca de las verdades y mitos del alisado del cabello, agregándose además los diferentes métodos de alisado y los peligros que pueden traer al organismo. Mitos y verdades del alisado de cabello Formaldehído o formol

Cuando las personas se exponen a altas concentraciones de éste elemento orgánico y volátil, se pueden contraer dificultades respiratorias graves e incluso puede ocasionar la muerte.  Además una exposición continua genera reacciones alérgicas en la piel y es especialmente perjudicial para aquellos que padecen asma. A su vez, una exposición a bajas concentraciones puede irritar o quemar los ojos, la nariz, la garganta y la piel. 

Diferentes métodos de alisado

Actualmente el mercado ofrece una gran cantidad de métodos de alisado para el cabello, pero lo más importante es tener en cuenta el estado de la fibra capilar para obtener óptimos resultados. 

Cuando se realizan éstos tratamientos al cabello, se están modificando los puentes de azufre que se encuentran dentro de las “microfibrillas”, y éstos son los encargados de dar la forma o volumen al cabello. Por eso, al alisarse el cabello con productos derivados o con pequeñas cantidades de formol, lo que se genera es una especie de cirugía estética en el cabello, que le da una estructura lacia, diferente a la natural

Por esto, antes de decidir el tipo de alisado que se realizará se debe realizar una prueba para conocer el estado y calidad del cabello. Después se debe considerar si el cabello es natural o con coloración, para finalmente elegir el producto más adecuado y menos agresivo según el caso. 

¿Peligros?

En muchos países los alisadores con formol están prohibidos rotundamente, sin embargo hay una realidad que muestra que numerosos peluqueros igualmente recurren a ésta técnica. Esto no solo es peligroso para quien se realiza el alisado, sino para los peluqueros mismos, que deben protegerse con barbijos al aplicar el producto o deben realizarlo en el exterior. 

De esta manera se debe ser muy cuidadosa a la hora de elegir un método de alisado, y se debe tener en cuenta que las marcas profesionales y líderes en alisadores no contienen formol, e igualmente dan excelentes resultados

El secreto radica en usar productos de calidad y secarlo después de cada lavado. Esto ayuda a relajar el cabello y a estimular las sustancias que componen el alisado, dándole más durabilidad al tratamiento. 

A %d blogueros les gusta esto: