Obsesión con la dentadura blanca

Los dientes y la sonrisa representa un gran atractivo en las mujeres y un punto esencial para llamar la atención de cualquier persona. Pero hay algunas chicas que se obsesionan de tal manera, que necesitan tener una sonrisa totalmente blanca para sentirse tranquilas, sin conocer que pueden estar corriendo ciertos riesgos. Obsesión con la dentadura blanca Es cierto que muchas personas y sobre todo las mujeres quieren tener la dentadura blanca, pues es una carta de presentación ante los demás, y siempre se ve el reflejo en las mujeres famosas, actrices, modelos y cantantes, que tienen una sonrisa perfecta, no solo por la forma de los dientes sino por el color. Pero lo que muchas no saben es que la mayoría de estos efectos no son realidad sino resultado del famoso programa de edición fotográfica Photoshop, el cual puede erradicar cualquier “defecto” que tenga la foto o la modelo, para que parezcan mujeres perfectas pero en realidad son como cualquier otra chica. 

Los medios de comunicación, publicidad y empresas de estética dental, también tratan de motivar este tipo de ideas en las personas y las mujeres empiezan a obsesionarse tanto con la idea de tener todos sus dientes tan blancos, que hacen lo que sean, pagan exorbitantes cantidades de dinero y buscan a como dé lugar hacer que sus dientes llamen la atención, incluso hasta con remedios naturales. Las mujeres noreparan daños al exponer sus dientes a todo tipo de tratamientos para que se vean totalmente blancos, y es que se pueden generar daños, debilitamientos y una alteración en la composición natural del diente. 

La obsesión  o blancorexia, se genera al caer en la trampa de la publicidad engañosa, creyendo que el proceso será seguro y rápido, sin saber que el dinero que pagan es mucho pero los resultados a veces no se notan o la dentadura queda expuesta a daños irreversibles. Uno de los errores que generalmente se comete es poner una especie de sacos o chaquetas blancos sobre cada diente para crear el efecto, pero con el agravante de que cada diente hay que desgastarlo para poder crear un encaje entre lo natural y lo artificial. 

Hay que ver que la mayoría de personas tienen los dientes de un tono beige, amarillo claro o cremas claros, pues es la tonalidad natural de estas piezas, y muchas veces, el hecho de que se vea excesivamente blanca, puede llegar a significar algo muy artificial, de mentiras o plástico, como si se tuviera caja de dientes o piezas artificiales. Quienes se realizan este tipo de blanqueamientos de forma continua por malos cuidados y reaparición de manchas por consumo de bebidas negras y falta de higiene, corren el riesgo de que su dentadura se vuelva totalmente sensible, pues hay debilitamiento en cada diente e inflamación en la pulpa dental. Además hay que tener en cuenta que no todo el mundo sabe hacerlo, no todos los centros estéticos tienen el respaldo y siempre deben certificarse profesionales en odontología y en la práctica de este tipo de actividades. 

A %d blogueros les gusta esto: