Pequeña guía para llevar (y amar) a nuestros stilettos

Cierra los ojos en este mismo instante y piensa en un par de zapatos Pequeña guía para llevar (y amar) a nuestros stilettos

¿Cuál es la forma ideal de un buen par de sitlettos? Los más sentadores son aquellos que tienen escote redondo y cavado, pues son los que más elegancia le dan a los pies. Para aquellas que tienen el pie ancho, el escote en pico es lo más aconsejable porque lo afina, por el contrario, cuando el pie es demasiado angosto, lo ideal es un escote abierto y redondo que hará que no parezca tan flaco. Para aquellas con pie grande, hay que evitar las puntas demasiado angulosas, porque aumentarán notoriamente el largo del zapato, por ende, el largo de pie. Por el contrario, estas puntas son más que recomendadas para aquellas con pie pequeño. Los zapatos que son de un cuero más finito, se estiran más que aquellos cuyo material es más grueso. Pero hay que tener bien en claro que si se estiran, es sólo de ancho y nunca de largo. Si el zapato queda mínimamente grande, se puede recurrir a medias finitas y suelas de goma internas para adaptarlos a nuestro pie, pero ¡ojo!, nunca hay que salir con un zapato que nos quede grande, porque lo único que hará será causarnos incomodidad.

¿Cómo limpiarlos? Los de charol se limpian con cualquier producto para limpiar vidrios, los de cuero con pomada de su mismo color, y a los de gamuza, prohibido frotarles las manchas. Para este tipo de material, lo ideal es utilizar un cepillo con cerdas de bronce para quitar la suciedad.

Cuidados: Lo ideal es no utilizar los mismos zapatos todos los días, pues los stilettos particularmente necesitan cierto tiempo de desuso para recuperar su forma, en caso contrario, se deforman, la punta se vuelve hacia arriba y las partes estiradas se no vuelven a su lugar. Para guardarlos lo ideal es dejarlos en su caja de origen y lejos de cualquier fuente de calor, pues la suela puede secarse y de esta forma el cuero se deteriora. Una vez que la suela esté desgastada, no hay más que reemplazar el zapato por un nuevo par, pues los stilettos en mal estado pueden traer serios problemas en los tobillos.

Cuestión de altura: Los tacos del stiletto son una de sus características más distintivas, el promedio ideal para la altura del taco es de unos 7 centímetros como mínimo, pues es una altura ideal para afinar la pantorrilla y realzar el talón. Para aquellas con pie pequeño, digamos, que calzan 34/35, no es aconsejable elegir los tacos muy altos, pues les resultarán sumamente incómodos, y no hay nada que se vea peor que una persona con cara de sufrimiento provocada por los mismos zapatos.

Cuestión de actitud: Para llevar los stilettos con elegancia, lo ideal es dar pasos cortitos, y ponerle mucha actitud a nuestra manera de andar.

A %d blogueros les gusta esto: