Piel firme con radiofrecuencia

¿Quieres acabar con la flacidez de tu piel a la vez que reduces volumen? Pues tu deseo puede convertirse en realidad gracias a las ondas de radiofrecuencia que en apenas unos minutos y sin nada de dolor, harán que tu piel recupere su firmeza y su tono. Piel firme con radiofrecuencia

¿En qué consiste?

La radiofrecuencia conducida es un tipo de energía que se emplea para elevar la propia temperatura interna de nuestros tejidos. Al aplicarse calor sobre nuestra piel, dentro de los tejidos tiene lugar una especie de resistencia a que éste pase y el organismo reacciona enviando más sangre a esa zona y por tanto provocando un aumento de la temperatura.

Al elevarse la temperatura se produce un movimiento de moléculas dentro de las capas más profundas de nuestra piel lo que a su vez da lugar a una contracción de la cantidad existente de colágeno.

Por la temperatura tan elevada, las células que se encargan de la producción de dicho colágeno, despiertan de un letargo propio del paso de los años y reactivan todas sus funciones vitales, creando nuevo colágeno.

Mientras va ocurriendo todo esto en el interior del organismo, la superficie de la epidermis se va protegiendo con un sistema de enfriamiento.

¿Cuándo utilizarla?

Si la piel del cuello o de la cara presenta un poco de flacidez pero todavía no resulta necesario someterse a un lifting de tipo quirúrgico, eres la candidata perfecta para utilizar esta técnica, así como si algunas zonas del cuerpo, como por ejemplo si la cara interna de los muslos y de los brazos están flácidas o si la zona de los ojos presenta signos de cansancio o del paso de los años pero todavía no está justificada la blefaroplastia.

En cambio si el problema es un exceso de peso o el objetivo principal es reducir volumen, no se recomienda la radiofrecuencia y tampoco debería ser la primera opción si el problema reside en una tendencia a acumular grasas en algunas zonas del cuerpo. Tampoco debe usarse si lo que se está buscando es un cambio radical del rostro o la eliminación de arrugas total.

Ventajas de usas la radiofrecuencia

Su uso respeta la epidermis totalmente y no necesita de ningún tipo de incisión ya que es un tratamiento no invasivo que no precisa ingreso en hospitales.

Puede realizarse en cualquier época aunque si se hace en verano es cierto que el calor puede resultar más molesto que durante el resto del año.

Es apta para todas las pieles y se pueden someter a ella personas de cualquier edad aunque se recomienda que se utilice a partir de los treinta años.

No necesita ningún período de convalecencia y es una técnica que cuenta con la misma aprobación de la FDA, autoridad norteamericana que es la que cuenta con el mayor poder en sustancias y productos médicos.

Los cambios que se notarán

De una manera inmediata se nota un estiramiento de la piel así como unos contornos más definidos. Más o menos a partir del mes empieza a notarse una tensión en la piel progresiva y a largo plazo, es decir, entre los dos y los cuatro meses, empiezan a formarse las nuevas fibras de colágeno, efecto que se mantienen durante dos años aproximadamente.

 

A %d blogueros les gusta esto: