Piel perfecta, desde ahora y para siempre

En esta nota te daremos una serie de rutinas para que combatas los primeros signos del envejecimiento y para que tu piel gane brillo y textura de seda.
Elige la que mejor se adapte a tu edad y ponte en marcha. Piel perfecta, desde ahora y para siempre Todas sabemos que los años se reflejan en nuestra cara y que el envejecimiento de la piel depende mucho de los cuidados que le demos. Al principio de nuestra vida, todo gira en torno al acné, pero a medida que el tiempo va pasando, afloran otros problemas como las arrugas, las manchitas y la pérdida de elasticidad. ¿Qué se puede hacer? Mucho, porque para cada etapa de la vida existen productos, tips y recaudos para tomar. No te dejes estar, pues dentro de unos años tu imagen te lo va a agradecer. Si tienes entre 20 y 25 años:

  • Características de tu piel: Debido a que tus glándulas sebáceas están trabajando a full, tu piel se encuentra naturalmente humectada. Tus células se regeneran con regularidad y por eso la textura de tu piel es turgente, suave y luminosa. Pero, como ya debes saberlo, existe una gran contra durante este periodo: la excesiva producción de sebo muchas veces provoca granitos y puntos negros.
  • Estrategias a seguir: Basta con una rutina muy sencilla: limpieza, tonificación e hidratación, y si lo haces por la mañana y por la noche, mucho mejor. Busca aquellos productos que te ayuden a aplacar la oleosidad y especialmente, si estás cerca de los 25, comienza a usar un tratamiento liviano en el contorno de los ojos. Esta dosis extra de nutrición te ayudará a retrasar el envejecimiento.

Si tienes entre 26 y 30 años:

  • Características de tu piel: Generalmente está en su mejor momento porque la producción de sebo a esta edad se encuentra bajo control. Excepto por algún que otro desorden alimentario u hormonal, los granitos a esta edad son poco habituales. El problema de esta edad es que la producción de colágeno y renovación celular comienza a ser más lenta, lo que hace que tu piel se vuelva más vulnerable a los agentes externos y por ende, a los primeros signos de la edad.
  • Estrategias a seguir: A tu higiene diaria tendrás que agregarle algunos componentes que te ayuden a mantener la piel fresca, firme y sin signos prematuros de envejecimiento. Busca cremas que estimulen el regeneramiento celular y ayuden a incrementar la elasticidad de la piel. Utiliza maquillajes que contengan agentes humectantes y no olvides el filtro solar, durante todo el año.

Si tienes entre 31 y 35 años:

  • Características de tu piel: Si te has protegido del daño del cigarrillo y del sol, seguramente en esta etapa de tu vida tu piel luzca espléndida, pero, hayas cumplido o no con los mandatos de belleza, es inevitable notar que tus mejillas perdieron algo de su elasticidad y que las líneas de expresión se han hecho más notorias, además de que tu piel luce más opaca. No es necesario recurrir al quirófano para resolver estos problemas, sino que hay bastantes cosas que puedes hacer.
  • Estrategias a seguir: Asegúrate de que tu piel esté hidratada las 24 hs. del día y jamás te expongas al sol sin protección, pues a estas alturas de la vida, las manchas y las arrugas no perdonan. Y para que tu piel no siga perdiendo brillo ni elasticidad, no dudes en utilizar productos que ayuden a reducir las arrugas y redensificadores de piel.
A %d blogueros les gusta esto: