Platos que deshinchan e hidratan

zzA veces es necesarioa ayudar al organismo a “desinflarse” y a eliminar toxinas. Con las siguientes recetas te sentirás mucho más ligera a la vez que rebajarás el peso.

Sopa de tomate con mozzarela y albahaca

Ingredientes para cuatro personas:

o 1 kilo de tomates
o Media cebolleta
o 1 diente de ajo
o 2 ramas de albahaca
o 200 gramos de bolitas de mozzarella
o Sal y pimienta
o 2 cucharas de vinagre de manzana
o Aceite de oliva

Comienza lavando los tomates, pelándolos y troceándolos. Ponlos en el vaso de la batidora y añade la cebolleta bien limpia y el ajo pelado, junto con la sal, la pimienta, el vinagre, cuatro hojas de albahaca lavadas y tres cucharas de aceite. Tritúralo todo.

A continuación pasa la mezcla conseguida por el colador chino para quitar las semillas de los tomates y deja en la nevera para que repose. Lava la albahaca que ha sobrado y tritúrala en una taza de aceite. Sirve la sopa aromatizada con el aceite de albahaca y con las bolas de mozzarella.

Consejo: Para pelar más fácilmente los tomates, hazles un corte en forma de cruz en su base y escáldalos durante unos segundos.

Tronquitos de calabacín rellenos de salmón y de verduras

Ingredientes para cuatro personas:

o 2 calabacines medianos
o 1 cebolla
o 2 dientes de ajo
o 1 zanahoria
o Cebollino
o 4 champiñones
o 300 gramos de salmón
o El zumo de medio limón
o Aceite de oliva y pimienta
o 1 vaso de vino blanco
o Sal

Lava los calabacines, despúntalos y pélalos de una manera parcial, no totalmente. Córtalos por la mitad, vaciándolos y reservando la pulpa. Escáldalos durante dos minutos en agua y escúrrelos. A continuación limpia los champiñones, lávalos y trocéalos. Lava el salmón también y pártelo en trozos pequeños.
Macera el salmón durante treinta minutos en la nevera con un diente de ajo pelado y con el zumo de limón. Pela el otro ajo junto con la cebolla y pica ambos. Dóralos durante cinco minutos en un poco de aceite. Añade los champiñones, la zanahoria y la pulpa del calabacín. Echa el vino, salpimienta todo y deja que reduzca. Saltea el salmón durante cuatro minutos con un poco de aceite y salpimienta también. Rellena los calabacines con el pescado y las verduras y sírvelos espolvoreados con un poco de cebollino lavado y picado. El salmón fresco se puede sustituir por salmón ahumado o por unos dados de emperador.

¿Te apetece un batido?

Si quieres un batido saciante nada mejor que preparar uno con medio manojo de hojas de espinacas frescas, un trozo de plátano, un trozo de manzana, un dátil sin hueso y un poco de agua mineral.
Si quieres un batido diurético prepáralo con medio manojo de espinacas frescas, unos guisantes germinados, un pepino pequeño con piel, una pera pequeña, un poco de jengibre, unas semillas de cáñamo y agua mineral.

A %d blogueros les gusta esto: