Potaje ligero de garbanzos y verduras

Hoy, te enseño a elaborar un calentito y delicioso potaje que lejos de empachar, se caracteriza por su ligereza, y que te ayudará a mantener la línea saciando tu apetito.
Su preparación es muy sencilla, te la explico, tan solo, en un par de procedimientos. Potaje ligero de garbanzos y verduras Para ayudar a mantener tu línea, no debes renunciar a los primeros platos en tu menú, sino que debes de hacer de estos un aliado que se encarge de saciar tu apetito aportándote la menor cantidad de grasas, y la mayor de nutrientes posible.
Y ya que ahora estamos en invierno, ¿qué hay mejor que un potaje caliente que te revitalice el cuerpo?

La elaboración del que te traigo para nuestra receta de hoy, es tan sencillo que repetirás seguro. Y por supuesto, su sabor te encantará.

Toma nota de los ingredientes que usaremos para su preparación, y ya sabes, siempre puedes añadir o sustituír alguna de las hortalizas por otra que te guste más o te siente mejor. Esta receta es al gusto de cada comensal:

  • – 1/2 kg de garbanzos
  • – 1/4 kg de espinacas
  • – 150 gr de zanahorias
  • – 2 cebollas
  • – 1 tomate
  • – 2 huevos duros
  • – 1 cucharadita de aceite de oliva
  • -Sal
  • – Ajo
  • -Laurel

Y ahora en unos rápidos pasos te explico como comenzar a cocinar nuestro potaje:

  1. En una olla pon a cocer los garbanzos, y cuando veas que empiecen a hervir añades la cucharadita de aceite de olvia para así colaborar a que se forme una deliciosa salsa.
  2. Tras esto, vete añadiento paulatinamente la zanahoria, una cebolla, una hojita de laurel, y el ajo.
    Deja cocer esta mezcla durante un ratito hasta que veas que ya está listo.
  3. Ahora, haremos uso de otro olla para cocer aparte las espinacas, las cuales posteriormente trocearemos, antes de depositarlas en la primera olla con los garbanzos.
  4. Por último, retira la zanahoria, y la cebolla, y una cucharada de garbanzos, para triturarlos con ayuda de la batidora y elaborar un puré que mezclaremos de nuevo en la salsa para darle consistencia y sabor.
  5. Revuelve la mezcla, y déjalo cocer durante algunos minutos. Por último, añade el huevo cortado en trozos a tu gusto.
  6. Tras esto, tendrás tu rico y sano potaje, que te ayudará a mantener tu línea contentando a tu exigente paladar.
A %d blogueros les gusta esto: