Raviolis de carne con pimientos asados

Aunque se consideran originarios de Italia, hay quien sostiene que los raviolis proceden en realidad de China, y que fue Marco Polo quien los introdujo en Europa. Sea como sea, hay constancia escrita de su existencia en Italia ya en el siglo XII. Como curiosidad, en sus primeros tiempos los raviolis fueron redondos. Raviolis de carne con pimientos asados Ingredientes para 4 personas: 6 docenas de raviolis frescos de carne, 2 pimientos rojos, 50 grs. de carne picada, 1 vaso de vino blanco, 3 tomates, 1 cebolla pequeña, 1 puerro, pimienta negra, queso rallado (opcional), aceite de oliva y sal.

Antes de empezar deberás asar los pimientos, cosa que puedes hacer en una plancha o en el horno. Una vez asados, los pelas, les quitas las pepitas y los cortas a trozos.

Pon al fuego un recipiente con agua y sal y, cuando hierva, echa los raviolis. Deja cocer durante el tiempo indicado en el paquete y, seguidamente, los enjuagas con agua fría y los dejas que se escurran.

En una sartén pon un poco de aceite de oliva y echa la cebolla y la parte blanca del puerro, ambos productos picados. Cuando veas que van a tomar color vierte el vino y deja evaporar, echando entonces los pimientos a trozos y los tomates rallados. Echa una pizca de pimienta y sal y deja cocer todo durante 3 ó 4 minutos. Seguidamente pasa todo el contenido de la sartén por la batidora.

Pon un poco de aceite de oliva en una cazuela y saltea la carne picada. Cuando haya tomado color, añade la salsa y remueve bien. Deja cocer a fuego suave unos minutos. Apaga el fuego, echa los raviolis en la cazuela y mezcla bien.

Sírvelos calientes y, si quieres, espolvoreados con queso rallado.

A %d blogueros les gusta esto: