Rosácea: todo lo que debes saber (Parte II)

En la nota anterior comenzamos a abarcar parte del tema de la rosácea. Hablamos de qué se trata y las causas que la originan.
En esta segunda entrega, hablaremos de las consecuencias que provoca y los tratamientos disponibles para combatirla.
  Rosácea: todo lo que debes saber (Parte II)

Comentamos anteriormente que la rosácea es una afección de la piel que provoca distintos grados de enrojecimiento según el tipo que sea. Generalmente se desarrolla por factores emocionales. Ahora bien, seguiremos dando alguna información sobre el tema.

Lo que más afecta: ¿Cuáles son las consecuencias? La mayoría de los pacientes sufre alteraciones en su vida social debido a la aparición de la rosácea. Desisten de ir a lugares cerrados o muy calefaccionados, o de consumir determinado alimentos o bebidas. Indudablemente, la dificultad para neutralizar el enrojecimiento repercute en la confianza y en la autoestima. Pero no hay que desanimarse, pues si bien actualmente no existe cura para esta enfermedad crónica, con el tratamiento adecuado y con algunos cuidados básicos puede mantenerse bajo control. Además, si sirve a modo de levantar el autoestima, cabe mencionar en este punto que algunas celebrities como Mariah Carey, Cameron Diaz o Renee Zellweger padecen esta afección, y eso no les ha impedido mostrarse ante el mundo como algunas de las más lindas.

Tratamiento: Para ponerle un freno al problema lo primero que debes hacer es consultar a un dermatólogo, que se encargará de diagnosticar con exactitud en qué etapa te encuentras y te medicará en caso de ser necesario. Cada persona reacciona de manera diferente a los distintos estímulos, por eso, conviene llegar un registro de la dieta y de las actividades cotidianas que ayude a identificar los factores que desencadenan los síntomas y así poder evitarlos. Pero atención! No debes tratar de controlar esta enfermedad con fórmulas caseras; debes consultar a un especialista, ya que como los cambios que se producen en la piel son acumulativos y la van modificando a medida que avanza en gravedad, es ideal iniciar su tratamiento lo antes posible. En los casos más graves, la deformación que genera esta enfermedad puede llegar a ser irreversible. Por otro lado, es bueno saber que la industria farmacéutica y la cosmética están de tu lado: actualmente, los dermatólogos cuentan con medicamentos que se administran por vía oral y con innumerables opciones de uso local, como el fármaco metronidazol. Según un estudio presentado en Cutis, una revista científica especializada en dermatología de los Estados Unidos, en los pacientes que utilizaron esta droga durante doce semanas, se observó una reducción del 45% del enrojecimiento y un notable alivio de la picazón. Pero éstas no son las únicas estrategias disponibles. También se pueden lograr muy buenos resultados combinando antibióticos y vitamina C (para tratar la fragilidad vascular). En los casos de mayor gravedad, se receta isotrerinoina, que es un medicamento indicado para tratar el acné severo. Además, puedes completar el tratamiento médico con una máscara fría de aloe vera y caléndula, y se recomienda además, tener en la heladera té de manzanilla.

Controlar lo emocional: No es noticia. Para lucir un cutis saludable, hay que llevar una rutina de higiene adecuada. Pero si sufres de rosácea, conviene tener algunos recaudos respecto a los productos cosméticos. Siempre hay que utilizar los neutros con PH 5.5, que es el de la piel, que sean suaves y libres de ácidos, de alcohol y de fragancias. Y este mismo criterio debes aplicarlo en el momento de elegir las lociones hidratantes, las pantallas solares y los maquillajes. Claro que no todos los tratamientos son externos: como los factores psicosomáticos están vinculados a la aparición de los brotes, algunos especialistas recomiendan la psicoterapia para trabajar sobre la raíz del problema. Es fundamental que no te angustiens ni sientas vergüenza por lo que te pasa: se trata de una enfermedad. Debes tener confianza y perseverancia, pues si sigues los consejos de tu medico notarás una mejoría progresiva y duradera.

A %d blogueros les gusta esto: