¿Sigues enganchada con tu ex? (Parte II)

En la nota anterior, estuvimos dando algunos sanos consejos para aquellas que, a pesar de haber terminado una relación, no pueden despegarse de sus ex.
A continuación, seguiremos hablando de algunos aspectos fundamentales del tema ¿Sigues enganchada con tu ex? (Parte II) Las rupturas no son fáciles, y muchas veces, más complicado es desprenderse de los recuerdos y las costumbres adquiridas con un ex. Hemos hablado ya de cosas que pueden facilitarnos el hecho de “olvidarlo”, y formas de superar una separación. Ahora seguiremos con importantes temas como las recaídas y algunas cuestiones que pueden ayudar a levantarte después de una crisis de este tipo. Recaídas: No es algo nuevo. Después de pasar un tiempo separada de tu ex, lo más probable es que lo extrañes, y eso haga que lo llames, e incluso puedan llegar a terminar juntos en la cama. Pero esos encuentros ocasionales no hacen más que distraerte de tu objetivo, que es comenzar una nueva vida sin él. Este tipo de situaciones, es mejor evitarlas, por más difícil que sea. Cuando tengas ganas de verlo, recuerda que él no siente lo mismo que tu. Puede que acepte juntarse y que incluso charlen lo más bien, pero esa misma actitud es la que debe dejarte en claro lo que puedes pretender de él: nada. A lo sumo, pasar un rato juntos y tener sexo… sin compromisos. Después de haber tenido un vínculo importante, es bastante doloroso conformarte solo con eso. Algo así, lesiona tu autoestima (hecho que no solo sentirás, sino que él también verá), y si lo que quieres es volver a conquistarlo a través de estos encuentros, recuerda que ponerte en un lugar inferior no es para nada sexy. Entonces, acéptalo de una sola vez: tienes que tomar distancia. ¿Te sientes amargada y fea? Después de una ruptura complicada, es lógico que el espejo no te devuelva la mejor imagen. Pero no desesperes: puedes volver a sentirte una diosa sin demasiado esfuerzo. Este es el momento ideal para plantearte nuevos objetivos, como potenciar tu carrera o un cambio de look. Tienes que volver a sentirte atractiva, pues como te sientes es lo mismo que perciben los demás respecto a ti, por eso, si vuelves a sentirte atractiva, eso será lo que el resto de la gente verá. Por eso, tienes que conectarte con tus aspectos más positivos, y potenciarlos. Es fundamental que incorpores nuevas actividades: haz lo que más te gusta y mejor te sale, sea cocinar algo rico o estudiar algún idioma. Inscribirte en algún curso te ayudará a distraerte mientras conoces a nuevas personas, un hecho fundamental si es que quieres encontrar algún día a tu nuevo “Romeo”.

A %d blogueros les gusta esto: