Toma cuerpo de cara al verano. Piernas y glúteos. Parte II.

Para poder conseguir unos muslos y unos glúteos perfectos, nada mejor que optar por un abordaje en el que se incluya mesoterapia lipolítica, presoterapia y una electroterapia para conseguir eliminar las toxinas, que en la mayoría de los casos, son las causantes de ese mal aspecto que presentan nuestras piernas y glúteos. Toma cuerpo de cara al verano. Piernas y glúteos. Parte II.

Cómo tratar las piernas para lucirlas perfectas

La lipo con vector vertical consiste en orientar una cánula de liposucción de una manera vertical para corregir la flacidez en la zona más inferior del glúteo, de la cara interna de nuestros muslos y en la zona lateral de las cartucheras. Con esta técnica se consigue una retracción mucho mejor del tejido. Así mismo remodela la silueta de una persona eliminando toda la grasa sobrante sin irregularidades ni deformidades.

Si lo que se busca en un retoque en esta zona, nada mejor que sesiones de Carboxy Pen que consiste en la utilización de una pistola para realizar microinyecciones de dióxido de carbono subcutáneas que logran restablecer la circulación sanguínea. También puede combinarse con un tratamiento de mesoterapia y de masajes manuales. Todo el procedimiento va controlado mediante ecografías. Con este sistema se logra reducir la celulitis edematosa a la vez que se oxigenan los tejidos.

Para mejorar el aspecto de  nuestras piernas existe otro tratamiento conocido como presoterapia ballancer que consiste en colocar un pantalón que cuenta con celdas hinchables llenas de aire a presión, que consiguen abrir los ganglios linfáticos para depurar los canales, evitando de esta manera el edema en los tobillos, piernas y abdomen. Puede combinarse con microcorrientes protónicas que a su vez activan la circulación de la sangre y con drenaje linfático.

Tratamientos para conseguir unos glúteos perfectos

Para conseguir un cambio radical en esta zona y elevar los glúteos, aumentar su volumen y conseguir remodelarlos, la técnica de “tanga lift”, resulta ideal. Este sistema consiste en tallar la zona donde se apoyaría un ninitanga, rebajando toda la grasa con la ayuda de lipoláses para proyectar y redondear los glúteos. Se completa con la lipotransferencia de grasa que se ha esparcido del abdomen y que se mezcla con algo de plasma, depositándose en forma de perlas a distintas profundidades.

Si lo que se busca es tan solo un retoque existe una sustancia reafirmante, conocida como endopeel, que cuando se inyecta produce una serie de contracciones en las estructuras internas de nuestra piel. De esta manera se consiguen elevar los glúteos caídos, aunque también funciona muy bien para el descolgamiento de muslos y de brazos.

La utilización del producto conocido como Optimal, ayuda a mejorar el aspecto de nuestros glúteos al combinar radiofrecuencia multipolar con pulsos magnéticos, para eliminar de una manera efectiva los adipoctios. Con esta técnica se consigue tratar al mismo tiempo la flacidez, la falta de elasticidad y la celulitis. Puede completarse este tratamiento con reafirmantes y drenantes así como con infiltraciones tensoras.

Cualquiera de estas técnicas utilizadas para tratar los glúteos, ha ido comiendo terreno a todas las prótesis glúteas, sobre todo por la naturalidad de los resultados, siendo una solución perfecta para el descolgamiento de las nalgas.

A %d blogueros les gusta esto: