Brocheta de gambas y calabacín con queso fresco: Un toque sutil en tu mesa.

Para decorar tu mesa, y servir un primero apetecible que convina a la perfección con otro tipo de canapés, te propongo esta rica receta de brochetas de gambas con calabacín y queso fresco.
Se trata de un entrante, sabroso, y nutritivo, pero que, además te ayudará a cuidar tu línea, con un aporte de calorías nulo que no te obligará a renunciar al delicioso paladar de esta receta.
Lo mejor, la preparación no te llevará ni cinco minutos, te doy las claves aquí. Brocheta de gambas y calabacín con queso fresco: Un toque sutil en tu mesa.

Para hoy te traigo unos entrantes que, sin lugar a dudas no van a decepcionarte, y es que estas brochetas frescas, deliciosas y sencillas, no parecen pertenecer a ninguna clase de dieta, sin embargo te ayudarán a cuidar tu línea sin que nadie se entere, y por supuesto, sin renunciar a un delicioso paladar.

Además, estas brochetas gustarán a todo el mundo, desde los más grandes hasta los más peques, que no podrán resistirse a su original y suave sabor. ¡Ya verás como no durarán en la mesa más de cinco minutos!

Y, como no podía ser de otro modo, tu preparación no te ocupará apenas tiempo, lo tendrás listo en menos de 5 minutos, y sus ingredientes, como probablemente, ya te habrás imaginado son absolutamente sencillos y obvios.

Sin más demora, te dejo aquí la lista, para que si te falta alguno, lo consigas en el super más cercano sin problema ninguno.

  • – 1 calabacín.
  • – 12 gambas.
  • -1 Tarrina de queso fresco
  • – Sal.
  • – Pimienta.

Y ahora, te explico como hacer las brochetas, aunque no tiene ciencia ninguna, es facilísimo:

  1. Trocéa el calabacín en lonchas finas, y escaldalas 1 minuto en agua hirviendo para poder doblarlas.
  2. Pela las gambas y corta el queso en taquitos
  3. En una brocheta combina una tira de calabacín doblada con una gamba y un taquito de queso. Házla a la plancha con una gotita de aceite dándoles la vuelta de vez en cuando.

Puedes decorar cada brocheta con un cherry en la parte superior, y si te gusta la comida aromatiza, no dudes en usar orégano para condimentarlas.

Increiblemente sencilla, pero extremadamente apetitosa. Esta receta será tu aliada en muchos momentos del día.

A %d blogueros les gusta esto: