Cómo reducir el frizz

El frizz es uno de los problemas más frecuentes que tienen que sufrir las mujeres y muchas veces no saben como controlarlo porque no tienen los medios y es propicio que tengan que cambiar algunas costumbres para poder recuperarlo de a pocos. Cómo reducir el frizz Para una mujer que siempre quiere verse muy bien, algo que es importante es el cabello, pero en muchas ocasiones se rebela por su estructura o por las alteraciones que sufre a causa de cepillados o uso excesivo de tintura. A muchas les gusta el estilo descomplicado, que muchas veces no se peinan pero que tan poco es el hecho de que tengan el cabello alborotado y sin forma. Las condiciones pueden empeorar cuando se expone el cabello a factores ambientales, al frio, a la lluvia, al smog y se percibe un cabello seco o excesivamente grasoso, sin vida, y si la chica es de cabello rizado u ondulado, es mucho peor. 

Para quienes no tienen los medios de estar constantemente en visitas a un centro estético o de regeneración capilar, pueden encontrar opciones caseras, rápidas, sencillas y económicas, para que poco a poco el cabello empiece a recuperar vida. Hay que entender que ésta condición se debe a una resequedad excesiva, así el cabello sea tipo graso y que elementos como la plancha o el secador, pueden aumentar ese problema. Lo primero es saber escoger con que se peina el cabello, pues no debe ser de cerdas excesivamente gruesas y mucho mejor si son naturales, puesto que las metálicas, las plásticas o que son muy débiles y delgadas, llenan al cabello de cargas eléctricas, haciéndolo incontrolable y que se levante. 

Después del baño, hay que aprender a secarlo, mucho mejor con una toalla y movimientos suaves, pues la rudeza o afán, hace que se enrede y se reviente. Si se usa el secador, preferiblemente cuando este semi húmedo y a una distancia considerable del cabello y más, del cuero cabelludo. Cuando se someta el cabello a procesos como alisado o rizado artificial, lo mejor es emplear un protector, una especie de gel o laca que lo cubre en cierta parte de todas las agresiones y ataques que sufre, en medio de su “embellecimiento”. También es bueno utilizar humectantes, tratamientos día de por medio o por lo menos dos veces a la semana, cremas para peinar o acondicionadores que faciliten su peinado y cuidado. 

Siempre hay que tratar de cortar la horquilla y para evitar que salga son buenísimos los tratamientos capilares, pues en gran parte tienen la culpa de que el cabello empiece a pierde suavidad, vida, humedad y gane volumen y frizz. Finalmente, siempre hay que tener un cuidado especial por el cabello que se ve expuesto a los rayos del sol, el agua de piscina o la del mar, pues son elementos que alteran su estructura y belleza. Hay cremas que son especiales y se pueden usar antes y después de ir a la piscina o al mar y que también es efectiva cuando se está bajo el sol. 

A %d blogueros les gusta esto: