Dorado de verano

Cuerpos dorados con rostros bronceados y destellantes triunfan durante el verano. Y nada más Glam que el dorado!
Los trucos para mostrar una piel de oro y una faz acariciada por el sol están de moda.
La nueva cosmética y las pequeñas astucias en maquillaje brillan con luz propia, para alegría de las amantes del tono moreno y satinado, y lo más importante, sin la agresividad del sol. Dorado de verano

Lociones hidratantes diarias capaces de colorear la piel progresivamente hasta un tope máximo, brumas autobronceadoras derivadas de la caña de azúcar, toallitas autobronceadoras. Todas las herramientas son válidas para broncearse, porque el dorado viene triunfando durante los últimos veranos, tanto en el cuerpo como en el maquillaje. Para conseguir un rostro dorado, lo ideal son las texturas frescas que realzan nuestro bronceado (o lo imitan), pero sin tapar ni recargar la piel para evitar productos “efecto máscara”, pues las altas temperaturas alteran el maquillaje habitual y, en vez de triunfar, se puede dar la impresión de aparecer pintada como una puerta. Los productos cosméticos del verano deben reducirse a unos polvos solares aplicados tras la crema hidratante con factor de protección solar.

Tip Extra: La firma francesa Lancôme, con partículas iridiscentes y su factor de protección solar 8 y la italiana Pupa, con perlas chispeantes, aceite de jójoba hidratante y protector, destacan entre los polvos solares existentes en el mercado. Para que el resultado sea natural, estos polvos se aplican con una brocha gorda, eliminado el exceso antes de aplicarse y recorriendo por segunda vez los pómulos, la nariz, la barbilla y el escote, como si fueran rastros del sol. En los pómulos, un toque de colorete en color albaricoque acentúa el moreno y produce en el rostro un aspecto sano. Para las mujeres amantes de la piel natural y poco predispuestas a maquillarse en verano, existen los productos autobronceadores en toallitas o cremas. Estas últimas, producen un efecto satinado en la piel y se pueden aplicar cada dos o tres días, tras la crema hidratante, con un amplio masaje.

Tip Extra: La crema Vichy, con factor de protección solar, deja una piel gratamente hidratada y muy satinada, con un precioso bronceado.

Bronceado Artificial: Ideal para las que detestan pasar horas tomando sol cual lagartos o las dueñas de pieles muy sensibles. La nueva era del bronceado artificial procede de un producto lanzado por la firma Jonhson’s, el Holiday Skin Body Lotion, una crema hidratante capaz de colorear la piel paulatinamente hasta el séptimo día, en que se mantiene la misma intensidad y ya no asciende más. Para aparecer tocadas por el sol, las mujeres pueden utilizar también el tradicional autobronceador corporal, lento de aplicar y con el riesgo de producir rodales en la piel si no se extiende con habilidad y de dejar rodillas, codos y cejas amarillas si no se aplica con menor intensidad. Es necesario lavar muy bien las palmas de las manos al finalizar la operación. Sin embargo, para aprovecharse de los autobronceadores y desechar sus inconvenientes, la realización se puede realizar en un centro de belleza mediante la micropulverización de DHA sobre la piel en apenas seis minutos, mientras la clienta está tumbada en una camilla. La esteticista aplica Dihidroxiacetona, (DHC) un derivado incoloro de la caña de azúcar cien por cien natural que, al entrar en contacto con las proteínas de la piel, genera una reacción natural e inmediata de oscurecimiento, que aumenta progresivamente durante las sucesivas horas y alcanza su tono máximo a las 24 horas. Cabe destacar que esta sustancia es totalmente inocua para la piel, ya que no es un tinte ni un pigmento, por lo que la persona consigue su propio bronceado natural sin rastro de coloraciones anaranjadas y, como un bronceado natural que irá perdiendo intensidad de forma gradual con la natural descamación de la piel, para desaparecer al cabo de una semana, si no se aplica de nuevo o se toma el sol.

Make up de verano: Tras un día de vacaciones al aire libre, llega la noche junto con el rito de la mujer “vestida para matar”. De diosas en la playa pasamos a diosas de la noche, y para seducir al 100%, lo ideal para acompañar el tono dorado en la piel es llevar en los ojos colores frescos y tórridos, trasparentes. Sombras doradas a juego con el brillo de oro de los labios son imprescindibles.

Tip Extra: La firma Ives Saint Laurent ha lanzado un brillo con partículas de oro de 24 kilates,una verdadera joyita! Así como la máscara de pestañas de Guerlain, marrón chocolate o el lápiz de labios de Lancôme en un tono verde caqui dorado son los “musts” para el protacosméticos de verano. El verano es época de brillar, y la ciencia nos brinda cada día más productos para que no tengamos excusa para no hacerlo!

A %d blogueros les gusta esto: