El aceite de pescado y la pérdida de peso

¿Sabias que la grasa del pescado te ayuda a perder peso de una forma saludable? Descubre como. El aceite de pescado y la pérdida de peso

He aquí un dilema: para bajar de peso hay que reducir la cantidad de grasa que comes, pero para tener la energía suficiente para quemar las calorías necesitas grasa en forma de ácidos grasos.

En otras palabras, con el fin de deshacerse de un poco de grasa del cuerpo, debes comer el tipo de grasa correcta, sin eliminarlas todas.

El cuerpo puede transformar los carbohidratos y las proteínas en ácidos grasos saturados y monoinsaturados, pero no puede producir las grasas poliinsaturadas, que se denominan ácidos grasos esenciales, que se obtiene de los alimentos que comemos.

Omega 3, llamados ácidos grasos esenciales, también conocido como aceite de pescado y 6 ácidos grasos se encuentran en las fuentes de pescado y vegetales como las semillas de lino, semillas de cáñamo, nueces y aceites: aceite de canola o de oliva . Ambos tipos de aceites esenciales son necesarios para la producción de las hormonas que son responsables de regular las funciones saludables del cuerpo, la producción de insulina, la digestión y el almacenamiento de grasa.

Los estudios en la Universidad del Sur de Australia han demostrado que tomar aceite de pescado, omega 3, en combinación con ejercicio aeróbico moderado aumenta la pérdida de peso. En un estudio llevado a cabo en la universidad, los sujetos recibieron una dosis diaria de ácidos grasos omega 3 y habían supervisado un ejercicio moderado tres veces por semana. Al final del estudio de 12 semanas, se encontró que los que recibieron el Omega 3 y no el placebo perdieron más peso.

La teoría detrás de la pérdida de peso es que los ácidos grasos omega 3 activan las enzimas responsables de la quema de grasa y aumentar la tasa metabólica del cuerpo.

Otro estudio sobre la obesidad y la pérdida de peso; los investigadores querían descubrir si la adición de omega 3 en la dieta podría aumentar la cantidad de calorías quemadas cada día. Dos grupos fueron alimentados con exactamente lo mismo, pero a un grupo se le dio seis gramos de grasa en forma de mantequilla, aceite de oliva, girasol y aceite de cacahuete. El otro grupo se le dio seis gramos de aceite de pescado Omega 3. Obtuvieron 8 mg cápsulas al día, 2 en la mañana, 3 en la hora del almuerzo y 3 en la cena. Los resultados fueron sorprendentes, el grupo que recibió la grasa de origen animal o vegetal perdieron menos de una libra por semana, mientras que los que se alimentaron de los ácidos grasos omega 3 aceite de pescado perdieron un promedio de 2 libras por semana.

Las razones principales por las que el aceite de pescado funcionó mejor fue que el metabolismo se incrementó y los niveles de insulina se encontraron un 50% menos. La insulina es responsable de, entre otras cosas, la regulación del mecanismo de almacenamiento de grasa corporal y la conversión de carbohidratos en azúcar luego de grasa para su almacenamiento para un futuro uso.

Otros estudios sugieren una correlación entre la cantidad de aceite de pescado en la dieta de las personas con sobrepeso y el sentimiento de ansiedad y depresión. La investigación publicada en el “Diario de trastorno afectivo”, dice que los sujetos deprimidos mostraron importantes niveles más bajos de ácidos grasos omega 3 en la sangre en comparación con quienes no estaban deprimidos. Por lo tanto, con la ingesta de aceite de pescado, la sensación general de bienestar de las personas mejora y la dieta se vuelve más fácil. Los investigadores del departamento de psiquiatría de la Universidad de Sheffield, Reino Unido, lo resumió diciendo «suplementos de Omega 3 con DHA alivia la ansiedad y la depresión».

Otra área donde el aceite de pescado es muy útil es el sistema cardiovascular. Omega 3 se dice que es capaz de disminuir la presión arterial diastólica en los adultos jóvenes. El mejor efecto fue medido en personas que no estaban acostumbradas a comer pescado.

Sin embargo, otro de los beneficios del aceite de pescado para los que están a dieta es la mayor sensación de saciedad que proporciona. Algunas personas en un estudio donde dan 1300 mg por día de aceite de pescado, reportaron sentirse más llenos por un período de tiempo más largo. El estudio también encontró que cuando una persona está hambrienta es porque hay menos omega 3 en su sangre.

Sentirse más llena, menos hambrienta y más feliz es el mejor camino para una dieta exitosa.

A %d blogueros les gusta esto: