Estrés vs. rendimiento. Aprende a llevar tu vida de una manera más relajada

El estrés se ha vuelto moneda corriente entre los padecimientos de la población de todo el mundo.
Muchas son las consecuencias que produce esta enfermedad, y entre ellas podemos mencionar el hecho de que aumenta la ansiedad, por lo cual, muchas veces nos puede llevar a romper Estrés vs. rendimiento. Aprende a llevar tu vida de una manera más relajada Se sabe que el estrés es una respuesta normal del cuerpo ante situaciones de peligro o alerta. Inicialmente, nos ayuda a reaccionar de forma rápida y eficaz. Sin embargo, cuando esta condición se mantiene por mucho tiempo, conduce a síntomas indeseados y puede dañar nuestra salud. Muchas veces, el estrés hace que aumente nuestro apetito, y en esos casos, generalmente consumimos alimentos que no son los más convenientes para nuestra dieta. Para aprender a controlar los niveles de estrés, el primer paso es reconocer cuáles son las causas que lo provocan. Haz una lista y anota todas las situaciones que te producen estrés. Luego, ordénalas colocando en primer lugar las que más te afectan y al final, las que menos. Una vez hecha esta lista, deberás sentarte a pensar e idear estrategias para afrontar el estrés. A la par de cada situación de estrés, anota si es algo que está en tus manos cambiar (o no) y cuál podría ser una solución. Si, por ejemplo, te ocasiona estrés llegar al lunes cansada como si fuera viernes, una buena solución será descansar más durante el domingo. En el caso de las situaciones que no están en tus manos,  por lo cual no puedes proponer una solución, piensa cómo podrías cambiar tu actitud o cómo evitarlas para reducir el estrés. Es muy importante mantener en todo momento una actitud positiva. Mirar el vaso medio lleno (y no medio vacío) y encontrar retos en lugar de obstáculos ante cada problema. Mientras que un obstáculo nos suele estancar, el reto nos motiva a seguir adelante y a dar lo mejor de nosotros mismos Para concluir, llevar una vida saludable es un punto fundamental para evitar o disminuir los niveles de estrés, presta entonces, especial atención a estos aspectos de tu vida:

  • Alimentación: Lleva una dieta balanceada, pues no solo te hará ver y sentir mejor contigo misma, sino que mejorará notablemente tu salud.
  • Ejercicio: Mas que sabido está que hacer ejercicio ayuda a liberar el estrés, mientras que, de paso, nos ayuda a quemar calorías. Además, mientras haces ejercicio se liberan endorfinas, y ellas son las reponsables de causar esa sensación de placer y bienestar luego de que te ejercitas.
  • Descansar: Procura dormir mínimamente entre 6 y 8 horas cada noche. Para dormir mejor, es recomendable reducir (o evitar) el consumo de café y bebidas alcohólicas.
  • Equilibrio: Recuerda que en la vida hay un tiempo para cada cosa, la recreación es un punto que no debemos olvidar. Juntarse con amigos, escuchar música, dedicar un rato a hacer lo que más nos gusta es imprescindible para sentirnos bien con nosotros mismos.

Si eres una de esas personas que se les hace incontrolable el estrés, lo ideal es buscar ayuda profesional. Y recuerda que, si estás más tranquila, te será más fácil cumplir con todas tus obligaciones y disfrutar de tu vida.

A %d blogueros les gusta esto: