Introduce pescado en tu dieta para hacerla más cardiosaludable

El pescado es reconocido por su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, en proteínas, en vitaminas y en minerales por eso es uno de los alimentos que jamás deben faltar en tu dieta. Introduce pescado en tu dieta para hacerla más cardiosaludable

Azules y blancos

Existen diferentes tipos de pescado que se clasifican básicamente por su contenido en grasa. Así podemos distinguir entre el pescado blanco que posee apenas un 2% de grasa y que desde un punto de vista nutricional aporta muy pocas calorías, siendo además rico en vitaminas, en yodo y en proteínas.

Por otra parte los pescados azules llegan a aportar más de un 5% de grasa y son bastante ricos en ácidos grasos poliinsaturados.

¿Por qué sientan bien al organismo?

Los beneficios que aporta el consumir pescado más destacados son:

Para el bocio. Esta enfermedad se caracteriza porque la glándula de la tiroides crece de una manera anormal, algo que es provocado normalmente es por una ingesta deficiente de yodo en la dieta. La tiroides es la causante de producir la hormonas de la triyodotironina y de la tirosina y para ello es imprescindible el yodo, un mineral que se encuentra presente en el pescado.

Para el bebé y la mujer embarazada el consumo del pescado es también esencial y es que la presencia del yodo es necesaria durante todo el embarazo dado que una carencia de éste puede provocar un desarrollo eficiente en el crecimiento del bebé.

En caso de padecer artritis reumatoide también se aconseja su consumo ya que gracias a los ácidos grasos omega 3 se llegan a formar unas sustancias de acción antiinflamatoria que se llaman prostaglandinas. Algunos estudios recientes han demostrado que una dieta rica en estos antioxidantes y ácidos grasos puede reducir la inflamación que caracteriza esta enfermedad.

El pescado también es un aliado perfecto para los casos de alteraciones renales y de retención de líquidos incluso se llega a aconsejar en caso de padecer ácido úrico.

Las personas que tienen problemas de hipertensión también deberán consumirlo por su enorme aporte de potasio y el escaso sodio que contiene.

Las proteínas que contienen los pescados es uno de los factores determinantes en su sabor, su color, su consistencia, su digestibilidad y su conservación. El pescado concretamente posee una proporción de colágeno bastante inferior a la de la carne. Este colágeno se llega a transformar en gelatina por la acción del calor, por lo que resultan más fáciles de digerir por su bajo contenido en colágeno al necesitar de una menor cocción.

Las proteínas del pescado contienen aminoácidos esenciales que son necesarios para el crecimiento, el desarrollo y el mantenimiento de nuestro organismo. Por estos motivos, resulta un alimento extremadamente nutritivo y muy recomendable para todas las edades.

Precauciones

A pesar de ser uno de los alimentos que contiene mayor número de beneficios, el pescado es también uno de los que provoca mayor número de alergias. En este caso la solución pasa por eliminarlo completamente de la dieta. Los que más alergias provocan son el salmón, el bacalao, el atún, las anchoas y la caballa.

A %d blogueros les gusta esto: