¡Nos vamos de cita!

Un paso muy importante para asumir que tu expareja es pasado, es aceptar una primera cita con alguien diferente. Así que pónte tus mejores galas y sal a divertirte, dejando el pasado a un lado y pensando que nuevas puertas se abren… ¡Nos vamos de cita!

Romper con una pareja estable, no es plato de buen gusto para nadie. Supone una ruptura con todo lo que te ha rodeado hasta el momento, y comprenderlo y asimilarlo, lleva su tiempo. Aunque cada persona es diferente, y tiene un ritmo distinto, apresurarse por estar bien, no es el mejor camino.

Primero tienes que aprender a confiar en tí misma y a valorarte, porque que una relación no funcione y tomes el paso de dejarla atrás, no quiere decir que tu vida termine ahí y muchas de las cosas que hacías en pareja, puedes continuar haciéndolas sin él. Viajar, ir al cine, compartir el tiempo con otra gente, etcétera, harán que te sientas mejor y que comiences a observar todo a tu alrededor y ver cosas que anteriormente no veías.

Un de las frases que más escucharás en momentos como éste, es que «Hay muchos peces en el mar» y además, puede ser que pronto observes a uno que te resulte de lo más atractivo.

Una situación que se dará tarde o temprano será volver a la temida y emocionante «Primera cita» ¿Cómo enfrentarse a ella? Lo normal es que sea con nervios, que pienses en ella varios días antes, que la organices en tu cabeza, que pienses en ese modelo estupendo que tienes en tu armario y con el que te ves fabulosa. ¡Ojalá todos los nervios fuesen como esos! Porque te hacen sentirte viva y que vuelvas a sentir las mariposas en el estómago como hace tiempo no imaginabas que te fuese a pasar.

No te obligues a enamorarte, ni a sentir lo que sentías por ese novio con el que estuviste tanto tiempo. Paciencia, querida amiga, que las cosas del amor, en ocasiones, van despacio. y algo muy importante: ¡Olvídate de las comparativas! Nadie es igual a nadie.

Lo primero y fundamental, es que la cita te atraiga desde el primer momento: Propón un plan que a tí te resulte divertido y en el que puedas entablar una conversación y conocerle poco a poco. Una cena, un concierto que os guste a los dos, un paseo, pasar el día en una playa, son planes en los que te podrás sentir a gusto y que propicien una buena conversación.

El sentirte guapa, tanto por fuera como por dentro, te darán esa seguridad que quizás tenías un poco maltrecha. Elige ese conjunto que te has comprado porque al probártelo en un probador te ha hecho cometer la locura de gastarte algo más de dinero del que tenías pensado porque te has visto perfecta y adelánte, ¡En cinco minutos él estará timbrándote en tu casa!

Baja con una sonrisa y no planees todas las frases que debes de decir: Si habéis quedado, es porque os habéis conocido antes y ha surgido ese «feeling» que os ha hecho dar un paso más. Simplemente, déjate llevar y recuerda algo importantísimo: El tema tabú será recordar a tu expareja; hay millones de temas de los que podrás hablar sin tener que mencionarlo. Demuéstrale que si has quedado con él, no es por despecho ni porque tratas de olvidar a alguien que aun tienes rondando a diario en tu cabeza, porque si es así, es mejor no aceptar esa cita y dedicarte algo más de tiempo a tí misma.

Abrir los ojos y descubrir que el mundo puede ser maravilloso, es una de las mejores experiencias que existen, y si esa primera cita no funciona, no te preocupes: Habrá un pez menos en el mar, pero todavía quedan millones… Y si funciona, ¡Estás de enhorabuena! ¡Así que a disfrutar y a volver a sonreír, que enamorarse de nuevo puede ser de lo más divertido!

A %d blogueros les gusta esto: