Objetivo vientre plano

No es necesario el quirófano para lograr el vientre plano que siempre quisimos.
El secreto reside en el esfuerzo y la constancia.
Un poco de dieta combinada con una rutina de ejercicios será el plan de acción.
  Objetivo vientre plano

La dejadez, la ausencia de una dieta sana o el estreñimiento y a veces los embarazos terminan pasando factura a nuestro cuerpo. Es complicado eliminar esos cúmulos de grasa de nuestra cintura y volver lucir ropa ajustada de nuevo. Pero todo depende de tu voluntad para conseguirlo. Los rollitos nos hacen sentir incómodas e inseguras con nuestro cuerpo. Son uno de nuestros mayores problemas desde el punto de vista estético, pero no todo esta perdido si te decides a dedicarles un poco de tiempo y esfuerzo.

Las reglas de oro:

  • Dieta saludable: Para eliminar los terribles «rollitos» deberemos llevar una dieta sana y equilibrada. Baja en grasas y rica en nutrientes. Lo ideal es recurrir a una nutricionista, explicarle nuestro objetivo y así conseguirás la mejor dieta para tu propósito.
  • Ejercicios: El hecho de no haber practicado ningún tipo de deporte durante un largo periodo de tiempo no tiene por qué desanimarnos. Hoy en día hay una gran variedad de rutinas para elegir. Existen deportes muy divertidos como el tenis o montar en bicicleta. Otros ejercicios como el aerobic, salir a caminar o bailar, se pueden practicar en grupo y son ideales para aquellas que les resulta aburrido hacerlos solas. Además debes realizar abdominales, frontales y laterales, durante diez minutos al día y verás como notarás los resultados en apenas un mes. Deberás combinar ambos tipos de ejercicios, los aeróbicos y abdominales, al menos tres días a la semana, pues las abdominales sólo sirven para tonificar los músculos, pero no para quemar la grasa que es el propósito del ejercicio cardiovascular.
  • Tratamientos de belleza: Las cremas reafirmantes y los masajes en la zona abdominal también resultarán de lo más beneficiosos. Pues la salud reafirmarán los tejidos de tu piel lo cual reflejará notoriamente el esfuerzo que has hecho para fortalecer tus abdominales.

Y antes de rendirte ante el trauma de los rollitos recuerda que si te lo propones está al alcance de tu mano el hecho de eliminarlos. Pues es cuestión puramente de esfuerzo y constancia. ¿Los resultados? Los comprobarás por cuenta propia.  

A %d blogueros les gusta esto: