Recetas frescas con pocas calorías

roDurante la temporada estival apetecen platos ligeros y refrescantes que ayuden a reponer los líquidos que se pierden por el calor, pero no por ello se debe renunciar al buen sabor. A continuación te proponemos unos platos que te permitirán disfrutar de la mesa sin que te llegue a pesar.

Rollo de tortilla de jamón y de espárragos

Este plato se prepara en apenas veinte minutos y aporta 280 calorías por ración. Su preparación no es nada complicada por lo que puede ser elaborado por cualquiera que se lo proponga.

Los ingredientes que se van a necesitar para ocho personas son:

  • 8 huevos
  • 30 gramos de harina
  • 80 gramos de queso rallado
  • 1 bote de puntas de espárragos trigueros
  • 100 gramos de queso fresco para untar
  • 100 gramos de jamón de Cork
  • 1 rama de perejil
  • 1 cuchara de aceite de oliva
  • Pimienta y sal

Se baten los huevos junto con la harina, los espárragos, el queso, el perejil picado y un poco de pimienta y de sal. Se unta una fuente apta para el horno con aceite y se echa la mezcla anterior para hornear a 200 grados centígrados durante diez minutos.

Se retira del horno la tortilla y se unta con el queso. Se coloca encima el jamón y se enrolla para envolver en papel de aluminio y guardarlo en la nevera durante una hora. Se corta en rodajas antes de servir.

Se puede cambiar el relleno y añadir otros ingredientes como atún, pepinillos, aceitunas, alcaparras, etc.

Pavo con pastel de patata y pimientos

El tiempo estimado para preparar el siguiente plato es de cuarenta y cinco minutos. Las calorías que proporciona son solamente 350 y la dificultad de preparación es media.

Para cuatro personas los ingredientes necesarios son:

  • 2 muslos de pavo sin hueso cortado en dados
  • 1 vaso de caldo de verduras
  • 6 pimientos de piquillo
  • 1 puerro
  • 3 patatas
  • 1 vaso de nata
  • Harina
  • Romero
  • Aceite
  • Pimienta y sal

Se salpimienta el pavo y se pasa por harina para freírlo posteriormente. Se cortan las patatas en finas rodajas y los pimientos de piquillo en tiras. Se unta una placa de horno con un poco de aceite y se cobre de patata. Se sazona y se riega con la nata. Se coloca otra capa de pimiento y de nata y se repite hasta acabar con todos los ingredientes. Se hornea durante veinticinco minutos.

Se pocha el puerro bien picadito en una sartén. Se agrega el pavo, el romero y el caldo y se cuece durante seis minutos. Se reparte la carne en platos con la salsa y se acompaña con un trozo de pastel.

En lugar de utilizar nata líquida a la hora de preparar el pastel se puede hacer con un poco de crema de soja, de arroz o de avena para reducir grasas.

Cualquiera de estos dos platos resultan ideales para pasar una jornada veraniega, ya que además de no requerir demasiado tiempo a la hora de preparlos, apenas aportan calorías. Atrévete con cualquiera de ellos y sorprende a tu familia o amigos con sabores nuevos, refrescantes y sanos.

A %d blogueros les gusta esto: