Ser SEXY!… O no?

A todas nos encanta estar impecables, divinas, espléndidas a todo momento, pero sobre todo sexies! Nada mejor que atraer una mirada por cada paso que damos en la calle. Pero el asunto no es tan fácil como parece. ¿Cuál es la delgada línea que separa lo sexy de lo vulgar?

9d696e9d55.jpg Paris Hilton: Sexy sin mostrar de mas.

 

¿Cuántas veces hemos escuchado a nuestras madres o mas aún, a nuestras abuelas diciéndonos ¨…¿Con ese escote vas a salir?…¨o ¨…¿No vas a tener frío con esa pollerita? Afuera hacen 8 grados…¨ Frases que nos resultan familiares ¿verdad?

beyonce.jpg Beyonce: una mujer hermosa, un cuerpo privilegiado, pero ¿es necesario exponerlo de esta forma?

Hoy en día nadie se sorprende al ver una chica con una pollera diminuta caminando por la calle, y mucho menos si tiene un escote que deja muy poco para la imaginación. Más aún cuando 9 de cada 10 carteles publicitarios nos muestran diosas con poca ropa, que aún estando en la nieve se cubren tan sólo con un bikini diminuto…promocionando los espectaculares nuevos gorros de lana de la temporada otoño-invierno… Divinos! O acaso no te has dado cuenta de que la publicidad era sobre los gorros?. Bien, esa es la idea de lo ¨SEXY¨ que tratan de vendernos hoy los medios de comunicación y podemos resumirla en una simple ecuación: 0% ropa = 100% sensual. Es realmente así como funciona la cosa?

Pues bien, para averiguarlo me he remitido al principal jurado calificativo que nos interesa: Los hombres. La mayoría coincidió en que un escote es sexy; una pollera cortita los vuelve locos… y los zapatos altos que la acompañan lucen muy bien! Pero todos han aclarado que es una cuestión puramente visual, y que si bien van a mirar primero a la despampanante rubia, pintada como una puerta, con el mini-vestido rojo y las sandalias doradas, va a ser la chica de al lado, esa castaña de pollera a la rodilla y escote moderado la que mayor intriga e interés va a despertar en ellos. ¿Cómo entendemos esto? ¿Que hacemos ahora con esa colección de remeras escotadas, tops y polleras cortitas que tantos años hemos tardado en acumular? Fácil: seguir usándolas… pero de a una por vez! Ese es el secreto que separa lo sexy de lo vulgar. A los hombres los ratonea más saber que es lo que hay detrás de un vestido sugerente que ver toda la carne directamente puesta sobre el asador. Dejar que la imaginación de ellos vuele es clave a la hora de la seducción. Aquí van algunos testimonios que nos van a ayudar a entender mejor :

  • ¨…Es una cuestión de lógica; si bien una chica ligeramente vestida va a llamar mi atención voy a preferir siempre a su amiga, la más discreta pero no por eso menos sexy y por tres simples razones: en primer lugar no llevaría a mi casa a una chica que exhibe hasta el apellido por una cuestión de educación, de pudor; en segundo lugar, tampoco me gustaría andar con ella por la calle…no me gustaría que todos la vean ¨tal cual es¨ ya que no quedaría nada especial reservado para mi, y en tercero y último lugar, esa imagen de ¨chica fácil¨ no es la que busco en una mujer a la hora de entablar una relación…¨ dijo Pablo, 25 años.
  • ¨…Si bien una chica ligeramente vestida va a ser un banquete para la vista, ahí va a quedar, prefiero el desafío de descubrir que esconde la chica más discreta…¨ dijo Damián, 27 años.
  • ¨…Si se ve fácil no va a ser un desafío conquistarla, en cambio si sugiere sin mostrar voy a tomarla como un desafío personal en ella voy a centrar mi atención…¨ Rodrigo, 21 años.

Creo que ha quedado bastante claro que es lo que ellos prefieren y por qué. Ahora que sabemos esto vamos a ir a lo concreto… las claves para llegar a la ecuación que nos interesa: 100% sexy; 0 % vulgar.

angelina_070604_400.jpg Angelina: definitivamente la mujer más sexy del planeta… y tan solo insinuando!

 

  1. Horarios: Ten en cuenta que hay una abismal diferencia entre el día y la noche, no solo por el tipo de prenda que vayas a usar sino también por los colores, las texturas y los largos. El tono de maquillaje y el peinado también va a variar acompañando el conjunto que llevamos puesto. Reserva lo más tranquilo para el trabajo y guarda la artillería pesada para la noche.
  2. Escotes: tené en cuenta las proporciones de los atributos que Dios (o la cirugía) te han dado: mientras mejor dotada estés menor amplitud va a requerir el escote para llamar la atención. Generalmente los escotes V y los cuadrados son los que más favorecen a las bien dotadas, mientras que los escotes buche y esos que llegan hasta más abajo ayudan a las que menos tienen. Ojo! Ese escote por el ombligo en el que estas pensando sirve… pero con un top o bandó abajo! Y mejor reservarlo para la noche. Recuerda dejar algo para la imaginación!
  3. Polleras: si ya elegiste un escote para la parte de arriba es mejor que tu pollera no sea mini, una por la rodilla es igual de sexy y más elegante. Si en cambio arriba te encuentras mas ¨tapadita¨ puedes recurrir a una pollera más corta. Pero ten en cuenta el hecho de poder sentarte y moverte con libertad sin dejar tus pompis al aire.
  4. Zapatos ¿altos o bajos? Eso queda a tu criterio, pero es aconsejable seguir dos reglas fundamentales: la primera es que, mientras más corta sea la pollera, más bajo se recomienda el zapato y la segunda: el sentido común; si tienes que andar todo el día de aquí para allá seguramente los taco aguja de 10 cm. no van a ser tus mejores compañeros, es mejor para estos casos recurrir a un taco medio o plataformas, sobre todo teniendo en cuenta que si a la noche pensamos salir no va a ser para nada sexy caminar con los stilettos como si fueras pisando huevos por el dolor de pies que llevas contigo.
  5. Ombligo: exhibirlo puede resultar excitante sobre todo si esta firme y bronceado, pero recuerda una decisión importante a tener en cuenta: o muestras el ombligo o llevas un lindo escote. Ambas ni soñarlo. Recuerda que el misterio es clave.
  6. Ropa ajustada: sigue básicamente la misma regla que con el escote y la pollera: si arriba estas ceñida, ponte algo mas suelto abajo o al revés. Tampoco es cuestión de parecer un embutido en tu propia ropa. Y recuerda elegir lo que más te favorezca según tu físico: si tienes pancita es mejor algo mas suelto arriba y ajustar la parte de abajo, si en cambio tus pompis son generosas es mejor ajustar arriba y dejar abajo mas flojo.
  7. Accesorios: Recuerda aquí que menos es más; es decir, si vas a usar un collar enorme acompáñalo de unos aretes mas discretos y viceversa. Combínalos con la ropa que lleves puesta… y nada de andar con aros, collar, pulseras, anillos, cartera, cinturón, vincha, y de paso una bufanda, gorrito y guantes para no sufrir el frío. El arbolito de navidad es lindo… pero sólo el arbolito, y en navidad!
  8. Make up y peinado: deben acompañar el conjunto y compensarlo; recuerda que son fundamentales porque van a resaltar tu rostro y a fortalecer esa actitud sexy que tanto buscaste al vestirte.

saraj_1155655836.jpg Sarah Jessica Parker y su personaje en ¨Sex and the City¨. Las que la observamos hemos aprendido la forma de ser 100% sexies y totalmente elegantes a la vez.

Y para terminar, el mejor secreto para verte sexy es sintiéndote sexy. Por eso debes tener en cuenta que uses lo que uses, la comodidad y la actitud son fundamentales porque en definitiva son las que van a hacerte sentir segura de ti misma y verte a los ojos de los demás totalmente SEXY… o no!.

 uma_thurman_007.jpg Uma Thurman: mostrando LA ACTITUD 100% SEXY! (y nada más)

A %d blogueros les gusta esto: