Un menú completo de solo 430 calorías

Seguro que te parece increíble que haya un menú a base de pasta, de carne y de helado con menos de 450 calorías, pero lo cierto es que existe y la clave se encuentra en los ingredientes que se utilizan y en la manera en que se cocinan. Comienza a tomar nota. Un menú completo de solo 430 calorías

Pasta con calabacín y atún de primer plato

Ingredientes:

–          250 gramos de pasta

–          2 calabacines

–          3 latas de atún natural

–          1 diente de ajo

–          2 cucharas de aceite

–          Un poco de sal y pimienta

Se cuece la pasta en agua con pimienta, sal y ajo en polvo aproximadamente durante 10 minutos. Mientras tanto se pela y se corta el calabacín en cuadrados pequeños y se saltean en una sartén con aceite. Una vez esté echo se añade el atún y se mueve.

Se saca la pasta, se escurre bien y se incorpora en una fuente para rociar con aceite de oliva y añadir el calabacín y el atún por encima. Se remueve y se sirve.

Escalope con pimientos y patatas de segundo plato

Ingredientes

–          300 gramos de escalope de ternera

–          1 patata

–          1 pimiento rojo

–          1 huevo

–          4 cucharas de pan rallado

–          4 cucharas de harina

–          2 cucharas de aceite

–          Un poco de sal y perejil

Lo primero que hay que hacer es precalentar el horno a unos 180 grados centígrados. En una bandeja de horno se coloca el pimiento junto con un poco de aceite y se mete dentro de éste durante unos 20 minutos.

Se pelan y trocean las patatas. Se fríen y se espolvorean con el perejil picado

Se sazona el escalope y se reboza pasándolo primero por huevo, después por harina y por último por pan rallado. Se fríe en el aceite de las patatas y se presenta junto con éstas y los pimientos pelados y cortados en tiras finas.

Sorbete de fresa para el postre

Ingredientes:

–          Medio kilo de fresas

–          2 huevos

–          2 limones

–          2 cucharas de edulcorante de cocina

Se lavan las fresas y se ponen en un poco de agua para cocerlas. Se escurren y se pasan por un pasapurés.

En otra cazuela se caliente medio litro de agua junto con el edulcorante y el zumo del limón y se remueve hasta que todo quede bien disuelto. Se deja enfriar. Se cuela después y se mete en la nevera ya mezclado con el puré obtenido de las fresas.

Se vuelve a meter en la nevera y se saca después para batirlo tojo junto. Se montan las claras de los huevos y se añaden para de nuevo introducirlo en el congelador. Se saca, se bate otra vez y se guarda en la nevera hasta la hora de servirlo.

Para presentarlo se debe montar el batido en copas individuales a las que se puede añadir unas hojas de menta y un barquillo de chocolate. El resultado es perfecto y resulta exquisito.

A %d blogueros les gusta esto: