Alcanza tus sueños en el 2011

En la última semana del año, no es extraño que batallemos con una tormenta de emociones internas, pues se juntan los logros y fracasos del año que pasó, con las expectativas y proyectos del que viene.
En esta nota te ayudaremos a poner en orden tus ideas para que puedas empezar el 2011 llena de energía positiva. Alcanza tus sueños en el 2011

No es extraño que en esta época del año comiences a replantearte los acontecimientos del último año y, hasta incluso, muchos aspectos de tu vida. Amor, trabajo, dinero y salud son los temas principales que ocupan nuestros pensamientos. ¿No estás conforme con tu situación? ¿Tienes en mente objetivos que no alcanzaste y quieres alcanzar? Es hora de sentarse y reflexionar, de ordenar prioridades y de armar proyectos.

El Amor: Cada situación amorosa en particular es un mundo… al ser este un tema tan abarcativo, solo hay parámetros generales que pueden ayudar a cada caso. Si todavía estás esperando a tu Romeo, y te sientes afligida porque pasó otro año de tu vida sin encontrarlo, no desesperes… nadie puede garantizarte que el año próximo lo encontrarás, pero hay muchas actitudes que puedes plantearte para “facilitar” el hecho: Si eres de esas que suelen quedarse en casa, entonces debes aumentar tu vida social: organiza planes para salir con tus amigas, piensa que actividades puedes empezar para tu propio beneficio, y que “como quien no quiere la cosa”, te puedan servir para cruzarte con el hombre de tu vida: un curso de idiomas o un gimnasio nuevo son el tipo de lugares en los que podrás hacer algo para tu persona, y que te ayudarán a conocer gente. No le niegues la posibilidad a los desconocidos. Esto no quiere decir que tengas que establecer conversación con cada hombre que se te cruce por la calle, pero tampoco le cortes el rostro a cada uno que hable contigo. En el caso de aquellas que ya están en pareja hace un tiempo, es hora de plantearse el camino que seguirá su relación el próximo año: hacia adonde apunta, proyectos de convivencia, de casamiento o incluso de tener hijos. Todos estos temas se deciden de a dos, por eso, no estará de más que en los próximos días te sientes con tu pareja a hablar de lo que cada uno espera para el futuro común. Y si este fue el año en que terminaste tu relación, es hora de dejar atrás a tu ex. Año nuevo vida nueva, lo cual implica dejar de llorar por los rincones y mirar hacia delante. La vida no termina con una relación, sino que tu soltería, por más temporal que sea, puede llegar a ser el momento ideal para comenzar con un nuevo estilo de vida.

Dinero y trabajo: Al ser una cosa consecuencia de la otra, no pueden ponerse por separado. Sin trabajo no hay dinero, y sin dinero no hay proyectos. Si no estás conforme con tu trabajo, es hora que te decidas por cambiarlo. Principio de año es un excelente momento para esto, pues la “energía” de comenzar un año nuevo te dará el empujón necesario para cambiar este aspecto de tu vida y replantearte tus objetivos. No busques cualquier trabajo: intenta conseguir el de tus sueños. Trabajando a gusto se alcanzan mayores logros. El año nuevo también resulta la época ideal para empezar ese proyecto que venías rezagando: aunque sea empezar tu propio negocio vendiendo, por ejemplo, ropa a tus amigas, el quid de la cuestión está en organizarse y empezar, y dejar de esperar “el momento ideal” que nunca se presenta. No temas a lo nuevo, pues de ello es de lo que más se aprende. Y si estás en la empresa de tus sueños, independientemente de que en este año te hayan ascendido o no, es un buen momento para plantarte tus metas laborales para el 2011, para que crezcas en posición. A todo esto, lógicamente se cumple la regla “a mejor trabajo, mejores ingresos”, así que solucionando la cuestión laboral, obtendrás un mayor salario.

Salud: Seguramente estás pensando que pasó otro año y no tienes el cuerpo de revista que te propusiste alcanzar en enero del 2010. No desesperes, para eso siempre hay tiempo, y el secreto, como en todo, reside en empezar… y perseverar. Sea la dieta, sea el gimnasio, o ambos si quieres potenciar el efecto. Vida saludable es el mejor objetivo que puedes proponerte. Esto implica olvidar tu obsesión por ser una 90-60-90 y adquirir una alimentación balanceada combinada con algo de ejercicio, que más allá de ayudarte a bajar de peso y modelar tu figura, su mayor beneficio es el de mantener tu cuerpo saludable, por eso, no pospongas más el hecho de anotarte en un gimnasio, y pide urgente un turno con una nutricionista que te ayude a organizar tu alimentación. Con tiempo y constancia, podrás llegar a tu objetivo salvándote de la obsesión. En definitiva, en todos los temas, la solución depende de la actitud que tengas para afrontar y encontrar la situación a cada uno de tus problemas. Aprovecha el envión del nuevo año para alcanzar tus sueños, pues nada es imposible!! ¡¡Feliz 2011 para todas las lectoras de E-Mujer!!

A %d blogueros les gusta esto: