¿Dan resultado verdaderamente los alimentos funcionales?

Cada vez existen más variedades de alimentos funcionales en el mercado que nos hace que en ocasiones nos lleguemos a preguntar si realmente este tipo de alimentos funcionan realmente y en qué casos su uso está recomendado o por ejemplo, qué los llega a diferenciar de los nutrientes habituales. Descubre las propiedades de cada uno de ellos. ¿Dan resultado verdaderamente los alimentos funcionales?

Antioxidantes

Estas sustancias que evitan la nociva acción de los radicales libres que pueden llegar a producir alteraciones genéticas en determinadas células, algo que aumenta el riesgo de que se lleguen a desarrollar distintos tipos de cánceres a la vez que oxidan los lípidos que se encuentran circulando por nuestra sangre, lo que facilita su depósito dentro de las paredes de los vasos sanguíneos. Los antioxidantes más utilizados con los carotenoides, concretamente el betacaroteno y el licopeno, el selenio, al vitamina C y E, los polifenoles y el cinc.

Fitoesteroles

Los filoesteroles son sustancias que se asimilan bastante al colesterol humano y se encuentran en las nueces, las almendras, los cacahuetes, algunos aceites vegetales y en los cereales que son de grano entero, habiéndose demostrado que resultan muy beneficiosas para combatir el colesterol alto.

Fibra dietética

De un modo natural se encuentran en las legumbres, en las hortalizas y en las verduras, así como en los frutos secos y también en los cereales de grano entero. Igualmente suelen añadirse en alimentos como el pan, las galletas, los zumos y los lácteos. Su consumo favorece el tránsito intestinal, reduce el colesterol y sacian, además de mejorar el control del azúcar de la sangre.

Vitaminas y minerales

El hierro, el calcio, el fósforo y el yodo son unos minerales que se suelen añadir a otro tipo de alimentos para ayudar al crecimiento y al desarrollo correcto de nuestro organismo. Respecto a las vitaminas, las que más se usan son la vitamina B9, es decir, el ácido fólico, especialmente en la etapa del embarazo ya que durante este período ayudan a prevenir defectos dentro del tubo neural.

La vitamina A y la vitamina D facilitan por su parte ayudan a la fijación del calcio en nuestros huesos para ayudar a combatir la temida osteoporosis en las mujeres.

Ácidos grasos insaturados

Los más conocidos con el omega 6 y el omega 3 que cuentan con propiedades cardioprotectoras que ayudan a rebajar los triglicéridos y el colesterol de la sangre, reduciendo el riesgo de formación de coágulos al ser vasodilatadores. Los ácidos grasos monoinsaturados como por ejemplo el oleico que se encuentra en las aceitunas, en el aceite de oliva y en el aguacate, también tiene un efecto beneficioso en el organismo humano.

Fructo oligosacáridos

Este tipo de fibra soluble contiene fructosa, que aunque el organismo no es capaz de digerir de una manera correcta, ayuda a promover el crecimiento de ciertas sustancias que resultan beneficiosas para el tracto intestinal. Suelen añadirse a los lácteos, a la mayonesa light, a cierto tipo de bebidas y a quesos que son bajos en calorías generalmente.

A %d blogueros les gusta esto: