Dietas sanas y equilibradas

Seguro que más de una vez te has planteado comenzar una dieta para perder esos kilos que te sobran. El problema aparece cuando no se sabe que dieta elegir. Te mostramos algunas de las más sanas y más famosas para que puedas perder el exceso de peso de una manera segura y saludable. Dietas sanas y equilibradas

La dieta del semáforo

Esta dieta consiste en comer los alimentos según sus colores, de ahí su nombre. Su truco consiste simplemente en dividir dichos alimentos y evitar sin ninguna excusa, aquellos alimentos rojos que están prohibidos como por ejemplo la leche entera, la mantequilla, las salchichas, los quesos grasos, el beicon, las patatas, el arroz blanco, el pan, la mermelada, las galletas, el alcohol y los bollos.

Por otra parte los alimentos catalogados con el color amarillo son los que tienen que ser consumidos con precaución como los quesos frescos, los lácteos desnatados, el chocolate, los frutos secos, los kiwis, los plátanos, los huevos, el cordero, los embutidas, el pan integral, los zumos de fruta, la pasta y el vino tinto.

Los alimentos que se encuentran dentro del color verde son los que están permitidos y entre ellos se encuentran prácticamente todas las frutas, las legumbres, las verduras, las carnes, los fiambres, los pescados que son bajos en grasa y el arroz integral, siendo éstos alimentos que harán que nos sintamos mucho mejor al consumirlos.

Esta dieta no es demasiado complicada además de ser bastante saludable y estar bien equilibrada, eso sí, siempre que elaboremos un plan de comidas previo con los alimentos permitidos y los prohibidos y claro está, controlando las cantidades. Deberá seguirse durante un par de meses como mínimo para conseguir unos buenos resultados.

Dieta de la zona

Esta sana dieta tiene como objetivo conseguir equilibrar todos los nutrientes. Para ello hay que elaborar una dieta equilibrada que contenga un 30% de proteínas, un 40% de carbohidratos y un 30% de grasas. Así se podrá dividir el plato en tres zonas diferenciadas y rellenar una de ella con carne o pescado, otra con verdura y otra con fruta, todo ello con un poco de aceite y un puñado pequeño de frutos secos.

Es importante hacer cinco comidas al día para lograr mantener el nivel adecuado de insulina a la hora de perder peso.

En cualquier caso esta dieta es muy positiva mirándola desde un punto de vista nutricional ya que equilibra todos los alimentos siempre que se elijan de una manera correcta las proteínas, debiéndose evitar los pescados y las carnes que sean muy grasas. También debe optarse por los lácteos que sean semidesnatados y consumir carbohidratos que procedan de las frutas y de las verduras en lugar de los que llevan el arroz, el pan, la pasta y las patatas.

El inconveniente de esta dieta que se restringe bastante la cantidad de los alimentos que se deben ingerir ya que no se deben pasar las 1000 calorías al día, por lo que resulta difícil de mantener durante más de un mes. Además al no permitirse el dulce y recortar el consumo de cereales, puede llegar a ocasionar cansancio.

A %d blogueros les gusta esto: